REAL MADRID CASTILLA - CD TENERIFE >

Calderón: “Acusamos los golpes”

ACAN | Madrid

Antonio Calderón, entrenador del Club Deportivo Tenerife, no puso excusas a la derrota de ayer en Valdebebas ante el Real Madrid Castilla. En la rueda de prensa posterior al encuentro, el máximo responsable técnico del CD Tenerife señaló que el 1-0 llegó en un “penalti muy riguroso” y que el 2-0 hizo “mucho daño” a los suyos.
Calderón empezó explicando ante los medios que “estábamos compitiendo bien hasta el primer gol. El penalti ha sido muy riguroso. Sé que esta semana se había hablado mucho aquí de los árbitros. Ellos cogen confianza con el gol y a nosotros nos pesa. Luego, hemos tenido un mal inicio de segundo tiempo. Ya sabíamos que ellos al contragolpe eran muy peligrosos”, apuntó el preparador gaditano.

Para el técnico del CD Tenerife resulta claro que “acusamos los golpes. Hoy nos medíamos con un rival fuerte, uno de los mejores de la categoría. Se nos ha complicado el partido mucho. Con el marcador en contra no hemos podido cambiar la dinámica. El segundo gol nos ha pesado mucho. Será cuestión de buscar respuesta para que estas cosas no se repitan”, significó.

“En la tarjeta a Marcos Rodríguez noté algo raro, sobre todo porque luego hubo una falta igual de un jugador del Real Madrid Castilla y no se sacó amarilla. Con el gol, ellos se vieron muy fuertes. Se vieron con opciones de ganar y así fue. Tampoco contábamos con el segundo gol. Reconozco que el filial blanco es un gran equipo, pero nosotros confiábamos en hacer un mejor partido”, añadió a la hora de analizar el encuentro en su totalidad.

Antonio Calderón volvió a pedir un voto de confianza para sus jugadores: “El partido se jugó de poder a poder hasta el 1-0. Este equipo se está formando y es normal que se tengan dudas. Creo que el segundo gol nos hizo más daño que el primero”.

Calderón regresó junto al resto de la expedición a la Isla en la tarde de ayer y esta misma mañana, a partir de las 10.30 horas, llevarán a cabo una sesión de recuperación en El Mundialito.