X
INMIGRACIÓN >

Canarias tutela a casi la mitad de menores inmigrantes que en 2010

   

JOSÉ LUIS CÁMARA-AGENCIAS | Santa Cruz de Tenerife-Las Palmas

El drama de la inmigración irregular reapareció de nuevo este lunes en Canarias, con la llegada de otra patera a la isla de La Graciosa. En ella, según confirmaron desde la Delegación del Gobierno, viajaban más de una veintena de personas de origen magrebí, entre ellas al menos cinco posibles menores de edad.

Según informó el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad 112, la barquilla arribó pasada la medianoche a la playa de La Caletilla, donde los indocumentados fueron asistidos y posteriormente detenidos. Todos ellos se encontraban en aparente buen estado de salud.

La propia delegada del Gobierno en el Archipiélago, Dominica Fernández, informó a mediodía de ayer de la detención de 25 inmigrantes, y reconoció que se mantiene el dispositivo de búsqueda porque se cree que en la barcaza viajaban más personas aún por localizar.

Aunque hasta el momento se desconoce la procedencia de la embarcación, las primeras pesquisas policiales apuntan al norte de África, ya que todos los arrestados son de origen marroquí. En este sentido, tanto la Policía Local de Teguise como la Guardia Civil mantienen activado el dispositivo de búsqueda en La Graciosa, ya que “según los testimonios” de varios de los apresados, a bordo de la patera viajaban una treintena de personas.

Dos rescates en agosto

La última embarcación de este tipo que arribó a las Islas lo hizo el pasado 24 de agosto a Morro Jable, en Fuerteventura. Entonces, Salvamento Marítimo rescató a 28 personas -todos varones jóvenes, de los que varios eran menores de edad-, también de origen magrebí.

Ocho días antes, el pesquero Estela y Manuel daba aviso del avistamiento de otra barcaza clandestina que se dirigía a las costas canarias. En ella viajaban 12 personas de origen magrebí, que se quedaron a la deriva en una lancha neumática que se hallaba a unas 16 millas al este de Arrecife, en Lanzarote. Con este leve repunte en la llegada de irregulares hasta las Islas, también se ha elevado ligeramente el número de jóvenes extranjeros no acompañados que son tutelados por la Dirección General del Menor de la Consejería regional de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda.

En concreto, según fuentes de la propia Consejería, a la espera de las pruebas óseas a las que serán sometidos algunos de los chicos que llegaron ayer a La Graciosa, en los distintos recursos de protección gestionados por los cabildos insulares hay 176 menores. A ellos hay que sumarles los 102 que se encuentran en centros de ONG y entidades humanitarias en la Península. Además, otros ocho están en centros de medidas judiciales y seis en pisos tutelados.

En total, Canarias tutela a 292 menores extranjeros no acompañados, una cifra ligeramente superior a la contabilizada en el primer semestre del año, aunque lejos de los 476 jóvenes que había en octubre de 2010. De hecho, el número actual es el más bajo desde marzo de 2006, cuando Canarias tutelaba en distintos recursos a 297 jóvenes africanos.

Mucho más lejos quedan las sobrecogedoras cifras registradas entre febrero de 2008 y enero de 2010, cuando el Ejecutivo regional llegó a tener a más de un millar de menores en situación de desamparo, y centros como los de La Esperanza, Tegueste y Arinaga llegaron a acoger a varios centenares, lo que provocó numerosos conflictos y un agrio debate político y social que llegó a Bruselas. Poco o nada queda ya de aquello, aunque las pateras y cayucos siguen llegando intermitentemente a las costas del Archipiélago.