X
Diario del pádel >

Coki Córdoba se cuelga la plata

   

Coki Córdoba (izquierda) y Javi Garrido, antes de empezar uno de los partidos del torneo. / DA

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

No pudo ser. El tinerfeño Coki Córdoba no consiguió dar un paso más en su participación en el Campeonato del Mundo de Pádel para Menores y repitió el subcampeonato que había logrado en 2010. Coki y su compañero Javi Garrido cayeron derrotados en la final de la categoría alevín ante la pareja melillense formada por Jesús Moya y Javi Castillo, que hizo valer su condición de locales, ya que la competición se desarrolló íntegramente en Melilla.

El joven jugador tinerfeño y su compañero realizaron un torneo inmaculado. En la fase de grupos, Córdoba y Garrido doblegaron en el partido inaugural a la pareja número uno de Argentina, que partía como máxima favorita al título. En la segunda jornada repitieron triunfo frente a la pareja número uno de Uruguay y en la tercera confrontación Córdoba y Garrido vencieron a la pareja número dos de España.

Ya en la ronda de semifinales, en un partido de mucha intensidad, el jugador tinerfeño y su compañero doblegaron a la pareja número dos de Argentina para plantarse en la final con el único objetivo de mejorar la segunda plaza que habían conseguido meritoriamente en 2010.

Con las gradas repletas de gente animando a los representantes locales, Moya-Castillo y Córdoba-Garrido empezaron el encuentro por el título irregularmente y se intercambiaron las roturas de servicio hasta que los melillenses se hicieron fuertes con su saque y consiguieron una ventaja que les valió para dominar al final por 6/3.

Córdoba y Garrido parecieron no acusar el golpe en el inicio del segundo set, pero la presión ejercida por la entusiasta hinchada de los rivales y una nueva rotura de servicio por parte de la pareja melillense terminó por sacar del partido al tinerfeño y su compañero lo que sirvió para que Moya y Castillo repitieran el 6/3 y se proclamaran campeones.

Córdoba y Garrido tratarán de sacarse la espina de la derrota en su próxima participación en el Máster de Menores de la Federación Española de Pádel.