X
adecco oro >

Como en los viejos tiempos

   

JOSÉ ANTONIO FELIPE | La Laguna

Nacho Yáñez anota una canasta ante la presencia de un jugador del Girona FC. / JAVIER GANIVET

Volver al Juan Ríos Tejera es volver a tener esa sensación de que, al menos en esa pista, el CB Canarias es casi invencible. El domingo, los de Alejandro Martínez se impusieron por 80-69 al Girona FC en un partido muy disputado en el que los canaristas se entregaron al máximo y volvieron a tener rachas de juego sensacionales. Con esta victoria, los de Alejandro Martínez mantienen la segunda plaza clasificatoria.

Los gerundenses salieron respondones. Nacho Ordín, Marc Fernández y Sergi Pino completan una buena tripleta exterior que quizás necesitaría algo más de ayuda en el juego interior. Pero en estos primeros diez minutos los laguneros no estaban acertados en el tiro exterior, así, los catalanes lograron ponerse por delante en el electrónico, 15-17, simplemente aprovechando las oportunidades que recibían para marcharse hasta la línea de tiros libres. Con 15-20 acabó un primer cuarto lleno de imprecisiones.

Sergi Pino y Nico Richotti entablaron un particular duelo en la segunda manga que servía para que sus respectivos equipos siguieran sumando. La entrada de Nacho Yáñez resultó providencial porque junto a Guillén y Donaldson dieron nuevas opciones anotadoras a los canaristas.

Del 25-31 (gracias también al buen hacer de Nacho Ordín), se pasó al 35-35 con una canasta Donaldson. El parcial de 10-4 era fiel reflejo de lo que sucedía sobre el parquet de San Benito. Girona no tenía las cosas tan claras en ataque y, a pesar de un tiempo muerto solicitado por Tabak, los aurinegros se marcharon agrandando el parcial, 14-4, para dejar las cosas en 39-35 al descanso.

A pesar de los intentos gerundenses en mantener el marcador apretado, el cansancio hizo mella en los de Zan Tabak. Así, cada vez que Ordín tiraba del carro para los suyos, el Canarias respondía, esta vez sí, desde la línea de tres. De este modo, Levi Rost logró poner el 56-47 para dar la impresión de que el partido empezaba a finiquitarse, algo que no estaba tan claro.

El miedo en el cuerpo en el último cuarto lo metió Sergi Pino que logró acercar a los suyos a 3 puntos, 62-59, tras eso, Richotti anotó un triple antes de que Lampropoulos viera una técnica y permitiera al Girona poner las cosas en 68-66, pero una vez más Richotti asumió la responsabilidad para que, como en los viejos tiempos, la victoria se quedara en el Pabellón Juan Ríos Tejera.

[apunte]

Martínez: “Valoro el trabajo global que está haciendo el equipo”

En sala de prensa, Alejandro Martínez, entrenador del Iberostar Canarias, quiso resaltar el ambiente vivido en las gradas del Ríos Tejera: “Estamos muy contentos con lo vivido en el día de hoy. Es una gozada. Doy las gracias”.

Cuestionado acerca de la técnica mostrada a Fotis Lampropoulos en los instantes finales, Martínez indicó que “algunos jugadores tenían que controlar el carácter ante estas situaciones. Por ejemplo, en acciones como la de Fotis puedes perder el partido si no tienes cabeza”, destacó.

Además, a pesar del “buen partido de Richotti”, volvió a destacar “ el trabajo global del equipo aunque debemos mejorar en algunos aspectos y somos capaces de hacerlo. El martes sabremos si Nico puede jugar el próximo partido frente a Cáceres”, finalizó.

Zan Tabak, entrenador del Girona FC, catalogó a su oponente como “el claro candidato a ascender a Liga ACB”. “Supimos aguantar los dos primeros cuartos, pero el cansancio nos pudo. Nos hemos enfrentado a algunos de los mejores equipos y eso se nota, así que puedo asegurar que el Canarias es el mejor equipo que hemos visto y firme candidato a la primera plaza final”.

[/apunte]