X
tecnología>

EE.UU. prueba una tecnología para predecir crímenes al estilo ‘Minority Report’

   

EUROPA PRESS | Madrid

La tecnología actual podría permitir evitar crímenes que aún no se han cometido, como lo hacían los precog y el departamento PreCrimen en el futuro descrito por Minority Report (Steven Spielberg, 2002). Las autoridades estadounidenses están probando el nuevo sistema con voluntarios, ‘FAST’ (Future Attribute Screening Techonology), un proyecto tecnológico que permitirá predecir posibles delitos.

Según el documento interno del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de EEUU, este mecanismo pretende construir un centro de prototipos de detección basándose en factores tales como la etnia, el género, la respiración y el ritmo cardíaco.

En ese sentido, ‘FAST’ está diseñado para rastrear los movimientos del cuerpo, cambios de tono de voz, los cambios en la prosodia (alteraciones en el ritmo y la entonación del habla), los movimientos oculares, los cambios de calor del cuerpo y los patrones de respiración.

Asimismo, el director de este programa, Robert Middleton, ha afirmado que este proyecto se refiere a una “limitada” prueba inicial con empleados de este departamento. Además, se trata de unos “sensores que de forma no intrusiva recogen las imágenes de vídeo, grabaciones de audio, y las mediciones psicofisiológicas de los empleados”, ha indicado.

El lugar donde se ha llevado a cabo esta prueba no se ha revelado, pero el DHS ha sugerido públicamente que este sistema se podrían utilizar en los controles de aeropuerto.

Por otro lado, el Departamento de ciencia y Dirección de Tecnología ha llevado a cabo una investigación preliminar en de las operaciones para determinar la viabilidad del uso de tecnología no invasiva de sensores fisiológicos y de comportamiento y técnicas de observación, pues, según esta entidad, “a menudo se asocian con la intención de hacer daño”.

Para finalizar, el abogado del EPIC (Electronic Privacy Information Center) McCall, ha presionado al DHS para obtener estos documentos internos, ya que plantea la duda de que las personas que han participado en este estudio no han sido informadas.