X
la laguna >

El Ayuntamiento está dispuesto a asumir las piscinas del Club Bajamar

   

J. F. JURADO | La Laguna

El Ayuntamiento de La Laguna ha expresado su disposición a hacerse cargo de las dos piscinas naturales del Club Náutico de Bajamar, cuya concesión administrativa concluyó en diciembre de 2008 aunque siguen siendo gestionadas por esta sociedad privada, a través de permisos provisionales que se han ido renovando periódicamente.

El primer teniente alcalde y concejal de Servicios Municipales y Costas, Javier Abreu, señaló ayer que ya se han dirigido a Costas solicitando información detallada sobre este asunto y, lo que es más importante, constatando la disposición del Consistorio lagunero a hacerse cargo de estas instalaciones de baño.

“El Ayuntamiento no tienen ningún inconveniente en hacerse cargo. Cumpliremos y haremos cumplir la ley. Pero quien nos lo tiene que comunicar es Costas, que ha estado mirando para otro lado en este tema”, señaló. “El Ayuntamiento debe interesarse por el asunto y eso lo hemos hecho. En cuanto nos informen de cómo está el expediente, actuaremos en consecuencia”, insistió el edil socialistas.

“El abandono, nunca”

Lo que no permitirá “en ningún caso” el Ayuntamiento, continuó, es que este espacio de baño caiga en el abandono. “Eso nunca. Sería una auténtica barbaridad. Han costado un dinero hacerlas y mantenerlas. Pero quien tiene que mover ficha ahora es la Dirección General de Costa. Buscaremos la mejor solución para todos, pero priorizando el interés general”.

Esa solución, según Abreu, podría pasar por otorgar una nueva concesión administrativa de las piscinas o sacar a concurso su explotación, a cambio de que tanto su conservación como mantenimiento sigan estando garantizados. “Podemos aplicar fórmulas para que los actuales usuarios queden satisfechos y el resto de los ciudadanos tengan libre acceso a toda instalación municipal. La ley permite un gran margen. El modelo que podríamos aplicar, lo digo como idea, es el que se aplica en las piscinas naturales de Adeje”, donde la gestión corresponde al hotel anexo y el acceso es público. “La seguridad y la vigilancia sería municipal, pero antes es necesario recibirlas por parte de Costas. Debemos garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a nuestra costa. Eso lo primero, y luego que se preste un buen servicio”, dijo.