X
el cotarro>

El Cotarro> José Carlos Marrero

   

MAREJADA SANITARIA II

No vean ustedes la que se ha montado con nuestro comentario sanitario en El Cotarro de la pasada semana. Los teléfonos de no pocos despachos oficiales (y no tan oficiales) han echado chispas. Es más, en algún que otro dossier de prensa que diariamente se distribuye por determinados centros, consejerías, departamentos y servicios no aparecía el recorte relativo a nuestra página. O sea que, o la empresa de comunicación que elabora los mencionados dosieres o “alertas” se “olvidó” de incluir a El Cotarro del DIARIO DE AVISOS, o directamente podríamos estar hablando de un posible “secuestro” interesado.

Y todo por un par de manifestaciones que no llegan a ser más del diez por ciento de la información que ya está rodando sobre el tema, con documentación del mismo incorporada… Y es que si empezamos a hablar de reuniones habidas últimamente, plazas adjudicadas, vinculaciones forzadas y amistades peligrosas, terminamos haciendo footing por El Sauzal. Por lo pronto, en lo que a este tema se refiere, me quedo diciéndoles que hay un buen número de personas (instituciones, estamentos y departamentos) siguiendo atentamente los episodios y esperando ver en cuánto tiempo y cómo (en fondo y forma) se solventa este incómodo y desagradable asunto… Nosotros también seguiremos atentos… y se lo iremos contando.

VENTOLERAS Y COMIDAS

Otra buena puede montarse (o no se si ya está montada) en el seno de la patronal hotelera tinerfeña, Ashotel. Explicar algo en el tono de El Cotarro y de forma telegráfica sería algo así como… Parece que el hasta hace poco presidente José Fernando Cabrera estaba sintiendo que una ventolera empresarial proveniente del Sur (aunque no se exactamente de qué parte del Sur) estaba moviéndole su presidencial silla. Otros opinan que el nombramiento y posterior ratificación de Ricardo Fernández de la Puente como viceconsejero de Turismo del Gobierno de Canarias, habiendo sido director gerente de Ashotel y cesado fulminantemente por el propio José Fernando Cabrera (de forma quizá poco ortodoxa) siempre fue algo que el ya hoy expresidente de Ashotel nunca terminó de digerir del todo. Sea por lo primero, o por lo segundo, José Fernando dio la espantada y no esperó a que culminara su segundo mandato al frente de la patronal turística, un segundo mandato que, según otros dicen, fue forzado con calzador…

COMIDA EN EL SUR

Así las cosas, había que buscar relevos y, según siguen comentando, antes de que vinieran a la presidencial silla personas desconocidas o no afines, mejor buscar algún amigo. Es cuando se dice que el propio José Fernando sugiere que un joven pero experimentado empresario sureño, Jorge Alexis Marichal González, encabece una plancha. Jorge viene a ser hijo del apreciado empresario Agustín Marichal, copropietario de Marylanza Suites & Spa y popularmente conocido por haber sido el gran valedor del Club Voleibol Tenerife – Construcciones Marichal, que tanta gloria diera con el recordado Quico Cabrera al voleibol tinerfeño. Jorge, Además, es uno de los miembros del Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Tenerife. En una comida (o más de una) celebrada por esos sures (una de ellas en el hotel Dream Place Gran Tacande), se habla de que la plancha que presidiría Jorge Marichal, podría ir como vicepresidente un hijo del propio José Fernando Cabrera con lo que, muy posiblemente, al cabo de unos años y por elevación, de nuevo un Cabrera podría presidir Ashotel.

COMIDA EN SANTA CRUZ

En esto que se monta otra ventolera (esta vez proveniente del Norte) que, por la orientación de dónde venía, arrastraría más hacia otras personas. Y esa ventolera (con vientos racheados procedentes de varios sitios) podrían haber llegado a las tranquilas aguas de Francisco Javier Zamorano Sáez (el gran Fachy, para los amigos) el presidente de la Compañía de las Islas Occidentales (CIO) uno de los empresarios turísticos más cualificados y respetados del sector, propietario, entre otros, del emblemático Gran Hotel Bahía del Duque Resort & Spa. Fueron tantos los airones que le llegaron que le llegaron que Francisco Javier, por responsabilidad, aceptó reflexionar sobre el tema y la posibilidad planteada. En medio, parece que Jorge Marichal personalmente llamó a Fachy Zamorano (que estaba en el extranjero) para intentar la posibilidad de llegar a una plancha de consenso… Pero para el consenso hay que consensuar la presidencia… De todo esto se habló también (con hoteleros de por medio) en una comida (o más de una) celebrada en Santa Cruz, en la zona donde hay varios hoteles…

COMIDA EN GUAMASA

Los aires del Sur se empeñaban en que el presidente fuera Jorge y el vicepresidente Francisco Javier y los aires del Norte apostaban justo por lo contrario. Y en eso que en el entorno de un importante e influyente almuerzo celebrado el pasado 28 de septiembre en el restaurante Los Limoneros, varios empresarios de peso (de varios sectores) habrían hablado con otros dos (en este caso del sector del Turismo), Wolfgang Kiesslig (alma mater y pater del Gran Hotel Botánico, el Loro Parque, el Siam Park) y Santiago Puig (alma mater y pater del hotel Las Madrigueras y de toda la Playa de Las Américas)
Todos coincidirían en que lo mejor era una candidatura única y de consenso… Digo más… Creo que coincidían en que lo ideal sería que de entrada presidiera la cosa Francisco Javier Zamorano (con Jorge Marichal de vicepresidente) y que en dos años se produjera un cambio de común acuerdo y pactado desde ahora…

COMIDA EN LA OROTAVA

Días más tarde (Exactamente el sábado 1 de octubre y en medio del convite celebrado en la Finca San Felipe de La Orotava para festejar el feliz enlace matrimonial de una encantadora pareja) una serie de empresarios (alguno repetido) volvieron a encontrarse y el tema surgió de nuevo. Allí estaban gente de la CEOE como su presidente José Carlos Francisco, gente de la Cámara como su presidente Ignacio González Martín y su hijo Pedro González Santiago, y gente del Cabildo como Ricardo Melchior y Carlos Alonso… y más de uno volvió a llegar a la conclusión (y allí nunca mejor dicho) que lo mejor para Tenerife sería un matrimonio bien avenido, como el que se estaba festejando. Y creo que, en con ese pensamiento y ante posibles turbulencias, el inteligente y responsable Francisco Javier Zamorano, con su habitual y exquisita elegancia, ha dado un paso hacia un lado, manifestando que ni él está para batallas electorales y mucho menos el sector del Turismo y la hostelería en esta Isla… Con lo que Jorge Marichal (en principio) tiene el camino libre hacia la presidencia de Ashotel… si de aquí a las elecciones no vienen otros vientos (léase candidatos)… que algunos desean que los haya…

ZAPATERO RESUCITA EN TENERIFE

Y como no vamos a terminar con polémicas, voy a finalizar con una feliz noticia que, aunque por su titular parezca mentira, ya ha sido una verdadera realidad en Tenerife. Lo que pasa es que (me imagino) más de uno de ustedes puede haberse echado manos a la cabeza prematuramente al leer el titular… Lo cierto es que es real y el protagonista no es otro que el apreciado Antonio Rodríguez Fernández, popular zapatero (ahora pre-jubilado) que durante muchísimo tiempo ha tenido su taller de zapatería o de reparación de calzado (su factoría como le gustaba llamar) en la lagunera calle de San Antonio, junto al obrador de pastelería de don Luis López Echeto. Es sabido que Antonio El Zapa (como le conocen sus amigos) es un experto pescador de caña en las costas de Tenerife y, más concretamente, en la zona de Buenavista y Punta de Teno. Fue hace un par de meses y en aquella zona donde pasó lo que pasó y por lo que podemos titular la noticia como “zapatero resucita en Tenerife”

“CERTIFICARON” QUE “RESUCITÓ”

Resulta que Antonio El Zapa (que estaba en un acantilado, más solo que la una) vio desde arriba los movimientos extraños de una lancha tipo Zodiac acercándose a la costa y se acercó al borde del acantilado discreta pero peligrosamente, resbalando sin querer y cayendo de mala manera… O sea, un tremendo talegazo en toda regla. Tanto que el hombre calcula que pudo estar sin conocimiento más de media hora…

Milagrosamente (o es que bicho malo nunca muere) el bueno de Antonio “resucitó” y como pudo, a duras penas, pudo recoger sus aparejos, caminar más de una hora, llegar a donde había dejado el coche y regresar a La Laguna… Por la noche se acordó del accidente y fue a un centro de salud donde le “certificaron” que, efectivamente un zapatero había resucitado en Tenerife… y por ello, pienso, aparece en la foto haciéndole una peineta a la muerte… O sea que, feliz vuelta a la vida, amigo.