X

El Gobierno canario asegura que velará por el cumplimiento de los requisitos que identifican un trabajo digno

   

EUROPA PRESS | LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La Consejería de Empleo del Gobierno de Canarias ha asegurado que velará por el cumplimiento de los requisitos que identifican un trabajo digno en el archipiélago, coincidiendo con el Día del Trabajo Decente.

En este sentido, la Consejería de Empleo se ha propuesto para los próximos cuatro años “velar por el cumplimiento de los requisitos que permiten identificar el trabajo digno” de los empleados de las islas, con medidas “a favor de las empresas socialmente responsables, planes e inspecciones de cara a aflorar el trabajo no declarado” o combatir la economía sumergida, realizar campañas y acciones para la prevención de riesgos laborales.

Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT), según informó el Gobierno canario, trabajo digno o decente implica realizarlo “con contrato, con remuneración justa, con prestaciones básicas garantizadas y alejado de toda forma de discriminación laboral”.

En este sentido, tanto la consejera canaria de Empleo, Margarita Ramos, como la directora general de Trabajo, Gloria Gutiérrez, “ven necesario enfocar acciones sobre estos fines en un contexto de la crisis”.

Asimismo, valoran la “importancia” de ofrecer un marco para dar oportunidades de empleo con mano de obra formada y con protección social para los trabajadores y sus familias, así como dar perspectivas para garantizar la igualdad de oportunidades, combatiendo la discriminación en el trabajo.

Para ello, se incide en la necesidad de promover políticas activas de empleo, tutelar la salud y la seguridad de los trabajadores, garantizar unos salarios dignos y el cumplimiento de las obligaciones legales, para lo que señalan que deben implicar a las organizaciones empresariales y sindicales para asumir como parte de su actividad y como una inversión “positiva” para el capital la responsabilidad social, rechazando prácticas que vayan en contra del respeto a los derechos económicos y sociales de las personas que trabajan.