X
San Miguel >

El Gobierno local se fija el objetivo de convertir el municipio en turístico

   

NICOLÁS DORTA | San Miguel

San Miguel busca convertirse en municipio turístico, pero debe cumplir una serie de requisitos, entre ellos aumentar el número de camas de hotel. Actualmente cuenta con más de 3.000 en una planta de cuatro y cinco estrellas en la franja costera, principalmente en Amarilla Golf y Golf del Sur, zonas pioneras en la comarca para la práctica de este deporte, construidas sobre campos de césped a los que se han sumado urbanizaciones. “La vocación turística es histórica. Tenemos cuatro kilómetros que definen Costa San Miguel, con varias opciones para desarrollar un turismo de calidad”, indicó el alcalde, Valentín González. Aseguró que, sin duda, el golf es una de las principales bazas con la que San Miguel aspira a convertirse en turístico, como lo son Arona, Adeje y Santiago del Teide, como también quiere serlo Guía de Isora.

Eterna playa de San Blas

En Amarilla Golf también se encuentra el puerto deportivo donde se organizan regatas y atracan lanchas y veleros. Pero San Miguel tiene una demanda histórica pendiente, la playa de San Blas, todavía sin un proyecto viable que permita su transformación en un área de baño atractiva. La playa sigue pendiente del informe de impacto ambiental. La idea es machacar el callao existente para convertirlo en arena y construir un dique para evitar perderla. El alcalde asegura que este proyecto se podría “desbloquear” a lo largo de la presente legislatura, aunque habrá que esperar cómo se desarrollan las reuniones con Costas.

Asimismo, el municipio cuenta con la Reserva Medioambiental de San Blas, sobre un millón de metros cuadrados, donde se ubica el hotel de cinco estrellas que lleva su nombre y que dispone de un plan especial de explotación. Allí se incluye un centro de interpretación en el entorno del hotel sobre la vida de los aborígenes, que supone un atractivo turístico más. “Es una apuesta en valor del patrimonio cultural y por el turismo no masificado”, indicó Valentín González, quien habló de “diferenciarnos del resto, con el golf, el paisaje y el turismo rural. Abriremos una oficina de turismo en el casco, declarado Bien de Interés Cultural”, añadió el alcalde.

[apunte]

Buena ocupación

En verano la ocupación hotelera en Costa San Miguel se situó en una media entre el 70 y el 80%, lo que supone un incremento de entre 10 y el 20% con respecto al año anterior. Así lo manifestó la nueva responsable de Turismo del Ayuntamiento de San Miguel, Candelaria Flores García. Para la edil, se trata de buenos datos que sitúan al municipio a las puertas de convertirse en turístico. Para Candelaria García, es importante rehabilitar la playa de San Blas, pues supondrá un valor añadido en ese entorno, aunque la arena de machaqueo no sea precisamente la mejor opción. Igualmente es necesario dinamizar el puerto deportivo, apoyando el turismo de pesca del altura y las regatas, por ejemplo. También la edil estima importante seguir en la senda de un destino de golf mejorando las zonas de Amarilla Golf y Golf del Sur. En este sentido, al alcalde, Valentín González, habló de actuar sobre las aceras y el asfaltado en determinados puntos. “Existe una gran demanda en este aspecto y es preciso hacer algo para mejorar su imagen”. La responsable municipal de Turismo también resalta la gastronomía local, cultura etnográfica y deportiva, como el Museo Casa del Capitán, los rincones del casco, o el circuito de motocross de Aldea Blanca.

[/apunte]