X
CD Tenerife >

El Madrid Castilla no asusta

   

Bravo supera a un jugador del Castilla en el partido que ambos equipos jugaron en el Trofeo Teide. / M. P.

MARTÍN TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

No cabe duda de que tanto CD Tenerife como Real Madrid Castilla están condenados esta temporada a encontrarse en varias ocasiones. Ambos son candidatos al ascenso y se verán las caras por primera vez este domingo en el Alfredo Di Stéfano de la Ciudad Deportiva de Valdebebas. Será la primera batalla de una más que probable cruenta guerra.

El punta Jorge Perona avisó ayer de que podría ser “la salida más difícil que tengamos todo el año, pero estamos preparados para la prueba”. También el medio centro Víctor Bravo avisa de la complejidad de la empresa que le espera a los blanquiazules: “Ganar en Valdebebas no está al alcance de muchos. Saldremos como los equipos grandes, a quitarle el balón al rival”, afirmó ayer con contundencia el centrocampista.

En todo caso, “el siguiente partido es muy bonito de jugar, por el rival del que se trata”, coinciden ambos jugadores, que tienen claro que la intención es la de salir decididamente a por el equipo entrenado por Alberto Toril. “Saldremos como los equipos grandes, a quitarle el balón al rival, lo que no será fácil. Un buen resultado allí nos dará mucha moral”, explicó Bravo.

Velocidad y desborde

Las virtudes del conjunto blanco son muchas. Tienen buenos jugadores y un sistema de juego totalmente consolidado. “El Castilla me gusta mucho. Tiene gente potente, rápida y son jóvenes. Con su velocidad marcan diferencias. Por otra parte, cuenta con varias promesas muy interesantes”, añadió el jugador maño a la hora de analizar al próximo rival.

Perona coincide con su compañero y destaca que su fuerte está en la transición de defensa a ataque, que la suelen hacer de una manera muy veloz.

Por esa razón, será fundamental “no caer en despistes defensivos”, añade Bravo, que tiene el convencimiento de que será “partido de muchos goles”.

Para Bravo resulta evidente que “jugar ante los conjuntos en teoría más fuertes fuera resulta una ventaja. Luego, en la segunda vuelta, vendrán todos al Heliodoro Rodríguez López y ya se sabe que en nuestra casa estamos muy fuertes”, como han demostrado hasta la fecha. Aún en su feudo el Tenerife no sabe lo que es perder un partido oficial esta campaña.

Para Perona, los dos conjuntos han empezado bien la competición, pero llegan al enfrentamiento en circunstancias diferentes: mientras que el Tenerife ganó con comodidad al Montañeros, el equipo merengue resultó goleado por La Roda. “Ellos se han separado un poco tras tropezar contra La Roda, pero en el caso de que nos ganen se vuelven a meter de lleno”, recuerda el delantero.

No estarán solos

En el Alfredo Di Stéfano el Tenerife no estará solo. También en el feudo blanco se reunirá una representación de la afición blanquiazul.

El propio club ha puesto a la venta ocho plazas de avión para acompañar al equipo. Además en la capital existe una importante colonia de aficionados, que a buen seguro no se perderán el partido contra el segundo equipo merengue.

Las localidades para dicho encuentro se pondrán a la venta en las taquillas del feudo blanco a un precio de 10 euros. Ya en el Coliseum Alfonso Pérez, con motivo del partido Getafe B-Tenerife, en las gradas azulonas se dieron cita más hinchas del Tenerife que del equipo local.

[apunte]

Tres canarios en el filial blanco

Mandi, Jesé y Omar representan al fútbol canario en el filial blanco. Los dos primeros nacieron en la provincia vecina, mientras que el tercero es tinerfeño. Omar Mascarell nació en Tegueste y en verano subió al segundo equipo de la cadena de filiales blanco. La temporada pasada despuntó en el Juvenil A, por lo que Toril confía en sus capacidades para que lleve la manija del filial. Su último equipo en la isla fue el CD Laguna. Se dio a conocer en la Copa Atlántico al ser nombrado mejor jugador del torneo y convertirse en el sucesor de Sergio Canales, que se adjudicó el premio el año anterior. Estuvo a prueba en el FC Barcelona, pero los ojeadores culés no lo consideraron apto. Entonces surgió la opción de recalar en la fábrica madridista, donde actualmente cumple su segunda temporada. Los expertos le auguran un prometedor futuro.

[/apunte]