X
dia de los difuntos >

El Museo de Historia de Tenerife ofrecerá una edición especial de sus ‘Nocturnos’ dedicado al Día de los Difuntos

   

Fachada del Museo de Historia y Antropología de Tenerife en La Laguna. | DA

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El Museo de Historia y Antropología de Tenerife, centro dependiente del Organismo Autónomo de Museos y Centros (OAMC) del Cabildo, ha programado una edición especial de sus ya tradicionales “Nocturnos”, que en esta ocasión está dedicado al Día de los Difuntos.

Bajo el título ‘Día de finados o ¿Jalogüin?’, el Museo invita a partir de las 20.30 horas a acercarse a viejas tradiciones, nuevas aspiraciones y al mundo de la muerte en general. En esta actividad, voces del ‘más acá’ contarán, mientras se comen castañas, cuentos de plañideras y susurrarán al oído cómo vivían la muerte nuestros ancestros.

En los ‘Nocturnos’, que se celebra por noveno año consecutivo, la música, la historia y la literatura deleitarán durante hora y media a través de cuentos y narraciones vinculadas a la temática del museo y alguna pieza de sus colecciones a quienes quieran acercarse a este espacio. Se persigue, con ello, el acercamiento a nuestra historia y nuestro patrimonio.

Disfraces espeluznantes, calabazas terroríficas, grupos deambulando por las calles ofreciendo ‘truco o trato’ al inocente que tenga a bien abrirles la puerta de su casa el ‘Día de Finados’ en Canarias y las celebraciones propias de esta fecha han sido permeables a influencias culturales que vienen de lugares más lejanos y, así, las antiguas Cofradías de Ánimas, el repique de las campanas, la velas encendidas por cada uno de los difuntos, los dulces y las castañas, las ofrendas en los cementerios se han visto sustituidas y trasmutadas.

El Museo, aprovechando la cercanía de la efeméride, invita a los tinerfeños a acercarse a viejas tradiciones, nuevas aspiraciones y al mundo de la muerte en general. En este “Nocturnos de Otoño”, voces del “más acá” nos contarán, mientras comemos castañas, cuentos de plañideras y nos susurrarán al oído cómo vivían la muerte nuestros ancestros.