X
DATOS DE LA EPA >

El paro baja en 3.100 personas en el tercer trimestre en Canarias

   

Imagen de archivo de una oficina de empleo. | EFE

EUROPA PRESS | LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El número de parados ha bajado en 3.100 personas en el tercer trimestre del año en Canarias, lo que representa un 0,94 por ciento menos respecto a los tres meses anteriores, y la tasa de desempleo se sitúa en el 29,55 por ciento.

Asimismo, en la las islas el volumen total de parados se establece en 328.700 personas, lo que supone 18.400 desempleados más que un año atrás, con una subida interanual del 5,94 por ciento, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística.

Por provincias, el desempleo alcanza a un total de 179.000 personas en Las Palmas, lo que representa una tasa del 31,62 por ciento; y a 149.700 personas en Santa Cruz de Tenerife, lo que supone una tasa del 27,41 por ciento.

Asimismo, por sexos, en Canarias se encuentran en paro 178.600 hombres (con una tasa total de desempleo del 29,16 por ciento) y 150.100 mujeres (con una tasa global del 30,02 por ciento de paro).

En cuanto al número de ocupados, en el tercer trimestre la cifra se sitúa en 783.600 personas en el archipiélago, lo que representa 700 personas más que en el trimestre anterior (una subida del 0,09 por ciento) y 11.800 más que en el mismo periodo del año pasado (un 1,52 por ciento más).

En la región se contabilizan así 433.700 hombres ocupados (con una tasa de actividad del 70,25 por ciento) y 349.900 mujeres ocupadas (con una tasa del 56,28 por ciento).

Cómputo nacional

A nivel nacional, en concreto, 4.978.300 personas estaba sin empleo al finalizar septiembre, lo que supone 403.600 parados más que un año atrás, con una subida interanual del 8,8%.

El paro ha bajado así en el tercer trimestre en nueve comunidades autónomas y ha subido en el resto. El mayor descenso lo ha registrado Aragón, con 8.500 parados menos, seguida de Castilla-La Mancha (6.300 parados menos) y Baleares (5.900 parados menos). Entre las subidas, las más acusadas han sido para Andalucía, con 54.100 desempleados más, Cataluña (51.100 más) y Madrid (28.100 parados más).

En cuanto a la ocupación, siete comunidades más Ceuta han destruido empleo en el tercer trimestre, principalmente Madrid (-71.000 empleos) y Cataluña (-58.900), mientras que el resto ha creado empleo, con Baleares (28.500 nuevos ocupados) y Castilla y León (11.200) a la cabeza.

La tasa de paro del 21,52% alcanzada al cierre del tercer trimestre en España es seis de este modo décimas superior a la del segundo trimestre del año, cuando la tasa de desempleo se situó en el 20,89%. España no alcanzaba una tasa de paro tan elevada desde el cuarto trimestre de 1996, cuando ésta se situó en el 21,60%.

En el tercer trimestre de 2010 y 2009 el paro logró reducirse, en 70.800 desempleados en el primer caso y en 14.100 en el segundo. Por el contrario, en el tercer trimestre de 2007 el desempleo aumentó en 31.900 personas y en el mismo periodo de 2008 un total de 217.200 personas se quedaron sin empleo. De esta forma, los datos de paro del tercer trimestre de 2011 son los segundos peores en este trimestre desde que estalló la crisis.

Además, en el tercer trimestre de este año se han destruido 146.800 empleos, un 0,8% en relación al segundo trimestre, situándose el número de ocupados en 18.156.300 personas. El descenso del empleo ha afectado más a las mujeres (114.000 empleos menos) que a los hombres (32.800 menos).

En el último año, el número de parados se ha incrementado en 403.600 desempleados, lo que en términos relativos implica un crecimiento del 8,8%%, mientras que los empleos destruidos en este periodo suman 390.500 (-2,1%).

La destrucción de empleo registrada en el tercer trimestre ha afectado más a los españoles, que han perdido 84.600 empleos (-0,5%), mientras que los extranjeros, por su parte, se han quedado sin 62.200 puestos de trabajo en este periodo (-2,5%).

Por su parte, el número de activos ha bajado en el tercer trimestre en 2.100 personas y se ha situado en 23.134.600 personas. La tasa de actividad se mantuvo, no obstante, por encima de la barrera del 60%, concretamente en el 60,11%. En el último año, el volumen de activos se ha incrementado en 13.100 personas (+0,06%).

El descenso de la actividad ha estado protagonizado exclusivamente por las mujeres, ya que los activos varones han aumentado en 33.000 personas en el trimestre (+0,2%). Así, al terminar septiembre, un total de 35.200 mujeres menos quería trabajar (-0,3%), con lo que la tasa de actividad femenina se ha situado en el 52,93%, dos décimas menos. La tasa de actividad de los varones ha crecido dos décimas, hasta el 67,64%.

Durante el tercer trimestre, el desempleo ha aumentado en ambos sexos, aunque algo más entre las mujeres. De esta forma, el paro femenino ha subido en 78.800 personas (+3,5%), mientras que el masculino ha repuntado en 65.800 personas (+2,5%). Con estos datos, la tasa de paro masculina se ha situado en el 21,04%, cuatro décimas más que en el trimestre anterior, y la femenina en el 22,10%, ocho décimas más.

Desagregando los datos por nacionalidades, el incremento del paro ha afectado en mayor medida a los españoles (129.600 parados más y un repunte del 3,5%), en tanto que los extranjeros en situación de desempleo han aumentado en 15.000 personas (+1,3%). Así, la tasa de paro de los españoles se ha situado en el 19,50%, seis décimas más que a cierre de junio, mientras que la de los extranjeros ha aumentado ocho décimas, hasta el 32,72%.

Por sectores, el desempleo sólo se ha reducido en la industria, con 23.400 parados menos (-9,7%), y ha subido en el resto. Entre los aumentos, el más acusado lo ha registrado el colectivo de los que buscan su primer empleo, donde el paro ha subido en 48.000 personas (+11,7%), seguido del sector servicios, que ha registrado 45.900 parados más (+3,2%), y de los parados de larga duración, que han aumentado en 40.700 personas en el trimestre (+1,9%). En el último año, los desempleados de larga duración se han incrementado en 245.300 personas (+21%).

También ha crecido el paro en el tercer trimestre en la construcción, con 26.000 desempleados más (+6%), y en la agricultura, con 7.400 parados más (+3%).

La destrucción de empleo registrada en el tercer trimestre del año ha afectado a todos los sectores. La construcción ha sido el sector donde más empleos se han perdido, un total de 59.500 (-4,1%), seguido de los servicios, en el que se han destruido 52.300 puestos de trabajo (-0,39%).

La agricultura, por su parte, ha recortado su número de ocupados en 33.500 personas (-4,5%) entre julio y septiembre, mientras que la industria ha perdido 1.400 empleados (-0,05%).

En el tercer trimestre, el número de asalariados se ha reducido en 113.100 trabajadores (-0,7%), todos ellos con contrato indefinido (-160.600), ya que los temporales han subido en 47.600 personas.

Entre julio y septiembre se han creado 42.700 empleos a tiempo completo (+0,3%) y se han destruido 189.500 puestos de trabajo a tiempo parcial, lo que supone un descenso del 7,3% en comparación con el trimestre anterior. Por su parte, los trabajadores por cuenta propia han bajado en el tercer trimestre en 33.200 personas (-1,1%), lo que ha situado el número total de empleados por cuenta propia en 2.969.000 personas.

[/apunte]

Las familias

El número de hogares en los que todos sus miembros están en paro aumentó en el tercer trimestre en 57.700 respecto al trimestre anterior (4,22%), con lo que la cifra de familias en esta situación es de 1.425.200, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el INE.

Respecto al último año, se registraron 132.900 hogares más con todos sus integrantes desempleados, lo que supone un aumento del 10,2%. La cifra de hogares con todos sus miembros ocupados descendió en 102.700 ( 1,1%) hasta los 9.058.300, mientras que en el último año disminuyeron en 201.700 (2,1%). También hay 4.388.900 hogares en los que no hay ningún activo, un aumento del 1,16%.

[apunte]