X
solvencia >

El ‘rating’ de Italia, rebajado hasta ‘A+’ con perspectiva negativa

   

EUROPA PRESS | Londres

La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha rebajado en un escalón la nota de solvencia a largo plazo de Italia desde ‘AA-’ hasta ‘A+’, con perspectiva ‘negativa’. Asimismo, ha degradado el ‘rating’ a corto plazo de Italia, que pasa a ser ‘F1′ desde ‘F1+’.

La calificadora de riesgos explicó que esta decisión refleja la intensificación de la crisis de la eurozona, lo que, a su juicio, representa “un significativo shock financiero y económico” que ha debilitado el perfil de riesgo de Italia que, es “particularmente vulnerable” a estas sacudidas exteriores por su elevado nivel de deuda pública y de requerimientos de financiación externa, así como por sus bajas perspectivas de crecimiento.

“Como Fitch había advertido previamente, encontrar una solución creíble e integral a la crisis resulta política y tecnicamente complejo y necesitará tiempo para aplicarse y ganarse la confianza de los inversores”, apunta la agencia, que advierte de que “mientras tanto, la crisis ha afectado negativamente a la estabilidad financiera de la región”.

El pasado 20 de septiembre, Standard & Poor’s decidió rebajar la nota de solvencia de Italia desde ‘A+’ a ‘A’, manteniendo una perspectiva ‘negativa’, mientras que Moody’s, la otra de las tres grandes agencias de notación, rebajó el 5 de octubre la calificación transalpina en tres escalones, hasta ‘A2′.

Podría rebajar a ‘bono basura’ el rating de portugal

Por otro lado, la calificadora de riesgos ha confirmado que mantiene en revisión para una posible rebaja la calificación crediticia a largo plazo de Portugal, actualmente situada en ‘BBB-’, apenas un peldaño por encima del grado especulativo o ‘bono basura’.

“La agencia planea concluir esta revisión en el cuarto trimestre de 2011″, informó Fitch, que tendrá en cuenta en su decisión los términos oficiales de préstamo, el comportamiento hasta la fecha de Portugal bajo los términos del rescate acordados con el FMI y la UE, así como los presupestos del país para 2012 y los avances en materia de privatizaciones y la actualización de los riesgos para el sistema financiero luso y las nuevas perspectivas fiscales del país.