X
jaque a la cultura >

Enrique Mateu: “Este recorte significaría la defunción total del sector de la Cultura. No quiero ni imaginarlo”

   

Enrique Mateu. | DA

CREATIVACANARIA.COM | Santa Cruz de Tenerife

Aunque sobran las presentaciones para hablar de Enrique Mateu, diremos de él que además de nacer en Wimbledon (Londres) en 1960, es Profesor Superior de Guitarra por el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, ha sido Profesor de Composición de Música Electroacústica en el Conservatorio Superior de Música de Canarias, empresario, consultor cultural y experto en Nuevas Tecnologías aplicadas al arte. Su natural eclecticismo le ha llevado a colaborar como productor, director musical o multiinstrumentista en más de un centenar de discos de conocidos artistas de la escena local, nacional e internacional como Gerd Albercht, Guido Schiefen, Victor Manuel, Ismael Serrano, Miguel Ríos, Luz Casal, Duncan Dhu o Paco Ortega. A sus once discos en solitario, hay que sumar los grabados con Artenara, Expressesion o #(928). Hace tiempo que viene avisando en su blog acerca del ostigamiento y asfixia que sufre el sector cultural en Canarias.

- ¿Cómo valoría el estado del sector cultural canario hasta este final del 2011?

“Después de diez años de crecimiento en los que hemos sido líderes nacionales, con los recortes de estos dos últimos años hemos pasado a ser cola con una pérdida de 4.500 puestos de trabajo según el CES”.

- ¿Y qué podría ocurrir si se aplica el recorte anunciado del 64%?

“Si un recorte del 38% ha supuesto una pérdida de 4.500 puestos de trabajo, aplicando una simple regla de tres nos daría que con el 65% acumulado al 38% perderíamos unos 10.000 más, lo que significaría la defunción total del sector. No quiero ni imaginarlo”.

- ¿Qué beneficios intangibles aporta su actividad a la sociedad? ¿Cómo se justifica la intervención pública?

“Si queremos que nuestros hijos sean educados, tenemos que educarlos. Si queremos que nuestros hijos sean cultos, tenemos que cultivarlos. Podría parecer que deseamos tener una población inculta. Pero lo que no parecen entender nuestros representantes políticos es que, igual que además del indiscutible bien social que genera la educación, también esta genera un bien económico ya que las personas mejor preparadas generan más riqueza. Igualmente la cultura es un bien social obligatorio que además genera riqueza para las Islas”.

- Miremos hacia al futuro, ¿recurría al sector privado, cree que éste podría cubrir el vacío institucional?

“El sector privado tiene suficientes problemas para sobrevivir como para encima encomendarle la obligación de las administraciones. El empresariado persigue acabar el año con beneficios y si eso implica “atocinar” al pueblo lo harán sin el más mínimo escrúpulo. Esta es la realidad. Si tienen que elegir entre organizar una actividad con Tomas Tranströmer, el reciente premio Nobel de literatura, o con la “princesa del pueblo” no le quepa la menor duda de cual será su elección. Y no es reprochable porque cada cual con su dinero hace lo que mejor considere. Pero el Estado, las administraciones, sí tienen una obligación absolutamente ineludible con la ciudadanía”.

- Se habla ya de movilizaciones, ¿hasta dónde es capaz de llegar para intentar revertir la situación?

“Lo que haga falta. Y espero que mi movilización no llegue al extremo de tener que irme de mi tierra por segunda vez”.

- Desde que se hicieron públicos los recortes ¿qué reacciones ha obtenido del público?

“A veces metemos en el mismo saco y confundimos ocio con cultura, fiesta con erudición. Quiere decir esto que quien tiene claro que el recorte es para cultura y que este afecta al crecimiento económico y social de Canarias está indignado”.

- ¿Un recorte del 65% en cultura puede eliminar a un número similar de empresas vinculadas con el sector?

“El crecimiento de empresas culturales en los últimos 10 años ha sido superior al conjunto de España, un 52% en las Islas mientras que para el conjunto de España es tan solo de un 42%. Y respecto al peso de las empresas culturales el sector cultural ganaba lentamente terreno, aumentando unas décimas su peso relativo con el resto de empresas. Pero el análisis de la evolución más reciente muestra cómo los efectos de la crisis se han reflejado ya en una reducción en el número de empresas culturales en 2010, lo que ha supuesto una disminución interanual del 3,6% para Canarias y en cambio del 2,4% para la media nacional. El retroceso será de décadas”.

- Hoy por hoy, la cultura responde al 2% del PIB canario, lejos de invertir una cifra similar disminuye el dinero orientado a la cultura ¿Cree que con esta medida se empobrecerá la economía canaria?

“La cultura es un sector económico estratégico para la capitalización y el enriquecimiento de las Islas. En opinión de muchos expertos internacionales es precisamente la cultura la que puede dinamizar y añadir valor el sector turismo. Cesar Manrique ideó los CACTs en Lanzarote, Centros de Arte, Cultura y Turismo que tanto dinero han generado y con los que consiguió subir el nivel adquisitivo del turismo que visitaba la isla. Fue un visionario y parecía que Paulino Rivero era consciente de esa línea de pensamiento. Pero con un recorte así solo asestará el tiro de gracia a un modelo de negocio fundamental para el desarrollo de Canarias”.