X
CONGRESO INTERNACIONAL DE VOLCANOLOGÍA > FUENCALIENTE

Entre el cielo y el infierno

   

Nemesio Pérez, coordinador del encuentro, considera “un privilegio” vivir en una zona volcánica. / DA

DAVID SANZ | Fuencaliente

“Yo acostumbro a decir que las islas volcánicas son el cielo y el infierno al mismo tiempo, porque los riesgos inherentes a las regiones activas conviven con lugares de una gran belleza y muy productivos”. Esta metáfora tan ilustrativa de lo que representa vivir en suelo volcánico nos la ofreció el geólogo de Madeira João Mata, que participa en el encuentro internacional sobre volcanología, Makavol 2011 Teneguía, que arrancó ayer en Fuencaliente y que ha congregado a medio centenar de científicos de todo el mundo.

Nemesio Pérez, científico del ITER y encargado de la coordinación de este encuentro, co-financiado por el programa de cooperación transnacional de la Unión Europea Madeira-Canarias-Azores en el marco del cuarenta aniversario de la erupción del Teneguía, explicó que esta cumbre de volcanólogos persigue “promover el debate sobre la gestión de las bondades que implica vivir en una zona volcánica y el riego”.

Alerta, no alarma

Nemesio Pérez asegura que “los canarios no podemos asociar la palabra volcán a alarma, sino a alerta y oportunidades”. “Es igual que la convivencia con la pareja de uno. Tenemos que lidiar con las dos caras de la moneda que significa una convivencia entre dos entes, en este caso el humano y el territorio”. Si bien, dejó claro que “en la medida que sepamos gestionar esta relación será más perdurable y más beneficiosa”.

Para el científico del ITER, vivir en una zona volcánica tiene más de cielo que de infierno. “Es un privilegio y los beneficios que genera son muy grandes”. Considera que la sociedad tiene un déficit en la percepción del riesgo volcánico. “Lo que debemos hacer es difundirlo, sacar los volcanes a la calle, que la gente entienda qué significa vivir sobre un volcán; eso no es trabajo de un año, sino una tarea continua”. En esta línea, Mata subrayó la necesidad de que “la gente comprenda los riesgos y las entidades oficiales hagan un planeamiento correcto de la ocupación del territorio”. Porque pese a que “cada volcán tiene una personalidad diferente”, conociendo su historia geológica y con monitorización sísmica, de gases, etc., “es posible prever una erupción”.

Romero: “Vivimos de espaldas a los volcanes”

“Ahora mismo vivimos de espaldas a lo que supone vivir en un territorio volcánico”. Carmen Romero, profesora titular de Geografía en la Universidad de La Laguna y experta en la historia del volcanismo en Canarias, indica que, “seguramente, en el pasado, cuando había una memoria colectiva mejor”, no pasaba esto.

Así las cosas, señaló que, sobre todo en el siglo XVIII, “cuando hubo muchos episodios volcánicos, se tenía una mayor percepción porque la información se trasmitía oralmente y había una memoria colectiva muchísimo mayor que la que existe en estos momentos”.

[apunte]

Trece años activo

Mauricio Bretón trabaja en el Observatorio Volcanológico de Colima (México), donde es responsable de la gestión de riesgos de esta zona afectada por el Volcán de Fuego. Este edificio lleva la friolera de trece años en activo. Una experiencia que ha venido a compartir en Fuencaliente con los representantes de la comunidad científica que se han congregado en La Palma. Sin duda, se trata de “un fenómeno geológico con el que tienes que acostumbrarte a convivir”.

En este tiempo han hecho cuatro evacuaciones de gran envergadura (alguna de más de un mes), además de reubicar una población de 200 habitantes. De esa larga experiencia asegura que “en cualquier sitio donde la historia volcánica está documentada es importante que la población conozca los peligros”. Una información que “no puede llegar de la noche a la mañana, tiene que haber un trabajo previo a la crisis volcánica que puede llevar muchos años”.

Si bien reconoció que esta tarea informativa puede que “no siempre tenga muchos adeptos”. “Hay gente que quiere ver el volcán para empezar a invertir recursos”.

[/apunte]