X
SANTA CRUZ DE LA PALMA >

Fuente Olén pide al Ayuntamiento una indemnización millonaria

   

EUGENIA PAIZ | Santa Cruz de La Palma

La empresa concesionaria del parking El Puente pide al Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma una indemnización por valor de 5,5 millones de euros en concepto de daños y perjuicios (que puede aumentar hasta los nueve millones de euros en el marco del proceso judicial) por una supuesta ilegalidad administrativa al habilitar dos zonas de aparcamientos sin licencia, una de las cuales ha invadido durante años un espacio de dominio público marítimo terrestre.

La denuncia fue presentada la misma mañana del lunes ante los servicios jurídicos del consistorio capitalino, coincidiendo con la supresión de los 600 aparcamientos que han venido ocupando tradicionalmente los terrenos ganados al mar de la Avenida Marítima y objeto ahora de esta denuncia, donde en las próximas semanas comenzará la ejecución de la nueva playa de la capital. Tal “coincidencia no guarda relación con el inicio de las obras”, explicó el propietario de Fuente Olén, Faustino García.

Demanda

“La inactividad administrativa por no cerrar unos aparcamientos ilegales y por la desidia en el ejercicio de sus potestades de ordenación del tráfico urbano”, resume una demanda ampliamente argumentada y que se acompaña de numerosos informes, reclamaciones, solicitudes y hasta súplicas que la empresa Fuente Olén ha presentado a lo largo de los últimos cuatro años al Ayuntamiento.

La documentación que acompaña la denuncia, que el consistorio tiene de plazo seis meses para contestar antes de que se formalice ante los tribunales, se acompaña de un dictamen pericial realizado por la empresa ATZ494 y Asociados, SL, cuantificando “el lucro cesante causado por la apertura de dos aparcamientos públicos habilitados por el Ayuntamiento”.

La empresa recuerda que “fue el Ayuntamiento el que abrió el procedimiento para la adjudicación de construcción y explotación de un aparcamiento público en el subsuelo de la avenida El Puente” y recrimina al ahora exalcalde y portavoz de CC, Juan Felipe, sus “críticas públicas” sobre el parking frente a las reiteradas peticiones que le hizo la entidad “para que actuara conforme a la ley”. La denuncia se sustenta en “la pasividad municipal frente al supuesto funcionamiento anormal de servicio público” y la “ilegalidad de la actuación administrativa”. Fuente Olén trabajó durante meses en la presentación de esta denuncia, que recuerda el sometimiento del Ayuntamiento a las leyes, especialmente en cuanto a la legislación urbanística.

[apunte]

“Abuso de poder”

Fuente Olén, a través de sus representantes, explicaba ayer mismo que se ve “en la necesidad de defender sus derechos por la injusticia y abuso de poder de los administradores municipales”. En su exposición de las razones que les ha llevado a plantear la denuncia argumentan que “lamentamos que la injusta, torpe e ilegal actuación de algunos pueda hacer recaer las consecuencias de sus actos sobre el pueblo que ninguna culpa tiene, salvo la de haber tenido la poca fortuna de elegir como sus representantes a quienes no han sido merecedores de tan alta decisión”.

[/apunte]