X
eta >

La Audiencia Nacional juzga a ‘Txeroki’ por enviar un paquete-bomba a la delegada de Antena 3 en Vizcaya

   

EFE | Madrid

La Audiencia Nacional juzgará el próximo viernes al ex jefe militar de ETA Garikoitz Aspiazu, “Txeroki”, y a otros dos etarras por enviar un paquete-bomba en enero de 2002 a la delegada de Antena 3 en Vizcaya, María Luisa Guerrero, hechos por los que el fiscal pedirá para cada uno 20 años de cárcel.

Este juicio será el tercero para “Txeroki” desde que Francia lo entregó temporalmente el pasado 30 de mayo, tiempo en el que ha sido absuelto del intento de asesinato con otro paquete-bomba del vicepresidente del Grupo Correo -actualmente de Vocento- Enrique Ybarra, y condenado a 377 años de prisión por atentar contra la ex teniente de alcalde de Portugalete (Vizcaya) Esther Cabezudo.

Junto al ex jefe militar de ETA, la sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará a los etarras Asier Arzalluz e Idoia Mendizábal, a los que este mismo tribunal ya les ha impuesto una condena de 15 años de cárcel a cada uno por el intento de asesinato de Ybarra.

Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal Marcelo de Azcárraga, en enero de 2002 los tres acusados integraban el “comando K-Olaia” de ETA y residían en una vivienda en la localidad vizcaína de Amorebieta, “desde donde desarrollaban sus ilícitas actividades”, entre ellas acabar con la vida de Guerrero.

“Con el fin de asegurar el resultado letal evitando toda defensa por parte de la víctima”, precisa el fiscal, el 17 de enero de 2002 mandaron a su nombre un paquete-bomba, “asumiendo con ello el riesgo que para cualesquiera otras personas derivara del contacto que tuvieran con el mismo”.

El escrito añade que en el remitente figuraba la patronal vasca Confebask y que el paquete fue entregado sobre las 17.30 horas en el domicilio de Guerrero por un empleado de la empresa de paquetería por la que lo mandaron, si bien fue desactivado por personal especializado, “impidiéndose de esta forma que los acusados lograran su propósito”.

Cuando se recibió dicho paquete, en la vivienda se encontraban la madre, la hermana y la hija, de 3 años, de la delegada de Antena 3, “quienes estuvieron en contacto con el mismo” y que han padecido trastorno depresivo como consecuencia.

ETA reivindicó dicho atentado mediante un comunicado publicado por el diario Gara el 4 de abril de 2002.

El fiscal imputa a los acusados un delito de asesinato terrorista en grado de tentativa y, además de la pena de cárcel, reclama que indemnicen a Guerrero con 100.000 euros y con 50.000 euros a su hermana y a los herederos de su madre.