COMUNICACIONES >

La compañía de telefonía Orange amplía su capacidad en la Isla, a través de ‘Alix’

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La operadora de telecomunicaciones Orange ha ampliado su capacidad de transmisión de datos hasta los 2,5 Gbps gracias a la puesta en marcha del cable submarino de Canalink que conecta Tenerife con la Península desde el pasado mes de marzo. Este incremento de capacidad permitirá un significativo crecimiento de tráfico de datos y se confirman así los pronósticos del presidente del Cabildo, Ricardo Melchior, que insistió en la idea de transmitir a los tinerfeños que, “con Alix, se dará un salto tecnológico en conectividad, con una prestación de servicios con más calidad, mayor capacidad y a un mejor precio”.

Este anunció fue hecho público por el consejero delegado de Orange España, Jean Marc Vignolles, en el transcurso de la visita realizada a las instalaciones del NAP (Punto de Acceso Neutro), situado en Granadilla. Tras el recorrido, Vignolles mantuvo una reunión con el vicepresidente del Cabildo, Carlos Alonso, para abordar los planes de futuro de la citada compañía en Tenerife. Vignolles destacó que “Canarias son un territorio estratégico para Orange, de ahí nuestra apuesta por realizar estas inversiones en la mejora de nuestras redes de las islas. Nuestra ambición es ofrecer la mejor calidad posible en los servicios de telecomunicaciones que ofrecemos a nuestros clientes”.

14 millones de euros

Con motivo de esta visita a la Isla, la empresa ha anunciado la intención de invertir más de 14 millones de euros para renovar su red fija y móvil en Canarias durante el segundo semestre de 2011. La compañía sustituirá todos los equipos de acceso móvil por otros nuevos con tecnología multiRAN, preparados para HSPA+ y LTE, permitiendo la optimización de su red 2G y 3G. Al mismo tiempo, Orange continuará con la conexión de Nodos B por fibra óptica en Tenerife y Las Palmas. La renovación de la red móvil de Orange, que comenzó el pasado año y que a nivel nacional supone una inversión de 500 millones de euros, ofrece una infraestructura mucho más eficiente, con más capacidad y sencilla de operar.