X
ECONOMÍA >

La construcción pasa a la acción

   

RAQUEL ÁLVAREZ | Santa Cruz de Tenerife

Se trata de un documento novedoso, que ha bebido de las fuentes reales del resto de Europa, con ejemplos de cómo ha funcionado una iniciativa similar en Francia, Alemania y Gran Bretaña, diseñado para reactivar el sector de la construcción a todos los niveles, con un impacto directo en decenas de miles de empleos, desde los autónomos y empresas muy pequeñas, de varios trabajadores, hasta las grandes y tradicionales que también han quedado muy tocadas en esta crisis.

La Federación provincial de Entidades de la Construcción ha puesto en marcha un Registro de empresas de Reforma y Rehabilitación para edificios, viviendas y locales (conocido por la marca RRR) para que se inscriban en el todas las empresas del sector que cumplan una serie de requisitos legales y normativos y estén accesibles de manera inmediata y con garantías para familias, comunidades de propietarios, instituciones y empresas turísticas. Las empresas y profesionales autónomos que se integren en el registro RRR estarán cubiertos por un seguro global que garantizara la calidad y correcta ejecución de las obras de reforma, conservación y rehabilitación. El documento está lleno de iniciativas para impulsar el sector, como “precios especiales para reforma de cocinas y baños o campañas para la instalación de tuberías exteriores en patios interiores de los edificios”. El registro RRR será, también, un interlocutor entre propietarios y administración, asumiendo todos los trámites que necesiten estas obras y otorgará la tarjeta profesional de la construcción y la inscripción o renovación en el Registro de Empresas Acreditadas.

La propuesta nace ya con un amplio apoyo social, después de la firma prevista con todo tipo de colegios profesionales y asociaciones, como el Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de la construcción de Santa Cruz de Tenerife y el de Ingenieros Técnicos Industriales. La Cámara de Comercio se pronunciará, también, esta misma semana sobre este documento.

El proyecto podría suponer un revulsivo para las pequeñas y medianas empresas de la construcción. / DA

Miles de viviendas

Los constructores entienden que se ha acabado la época expansiva del boom inmobiliario de los últimos años. Con un parque de miles de viviendas aún por colocar, la salida económica de miles de autónomos y empresas de todo tamaño deberá estar orientada a proyectos y obras de reforma, rehabilitación y conservación de infraestructuras y edificaciones.

“Solo hay que mirar un instante a nuestro alrededor para constatar la gran cantidad de trabajo por hacer”, reconocen desde el sector en un documento al que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS; “mantenimiento y mejora de edificaciones públicas y privadas (incluyendo las actuaciones necesarias para la superación de las inspecciones técnicas de edificios), regeneración urbana de barrios y zonas turísticas obsoletas, recuperación del patrimonio histórico, conservación de infraestructuras públicas y privadas de todo tipo (carreteras, puertos, aeropuertos, instalaciones de saneamiento, almacenamiento o transporte de agua), puesta al día y recuperación de infraestructuras rurales en las medianías, …)”.

Garantías

Al tiempo, Fepeco entiende que estos trabajos deben ser asignados a empresas que ofrezcan garantías suficientes de profesionalidad y calidad. Esta iniciativa rompe también con la baja cualificaron tradicionalmente asignada a este sector.

Dicen los constructores que “las actividades relacionadas con las reformas y la rehabilitación son un importante foco generador de empleo cualificado en el sector y sintonizan con los deseos expresados por las autoridades de avanzar en un desarrollo económico de Canarias sustentado en actividades que requieran personas con una mayor formación”.

El RRR nace con el objetivo de impulsar el empleo, que este sea de calidad, con garantías para los clientes y una herramienta que luchara contra la economía sumergida y la competencia desleal.
Además, la actuación en espacios públicos por parte de empresas de estas características tendrá “un impacto positivo en el aumento de la calidad de vida en zonas y barrios degradados, muchos de ellos construidos en los años cincuenta y sesenta del simulo pasado”, indica el documento al que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS.

Fepeco entiende que, en el caso de las zonas turísticas, hay que coordinar la rehabilitación de hoteles por parte de los empresarios con la mejora del entorno de esos hoteles desde las administraciones públicas, “para obtener los resultados positivos sobre la imagen y atractivos de los destinos”.

[apunte]

Líneas de actuación

Reformas domésticas. Las familias podrán acceder, con la garantía de Fepeco, al catálogo de empresas registradas en RRR, fundamentalmente integradas por autónomos o pequeñas empresas, para realizar pequeñas reformas domésticas, como el arreglo de baños, cocinas, instalaciones eléctricas, comitiva, fontanería, pintura, decoración, etcétera.

Reformas en edificaciones. Las comunidades de propietarios tendrán a su disposición el catálogo RRR de Fepeco cuando determinen rehabilitar los edificios residenciales y oficinas, comercios o centros comerciales, tanto en labores de mantenimiento o renovación de fachadas como patios interiores, ascensores, instalaciones eléctricas, telecomunicaciones, fontanería, accesibilidad, aislamiento térmico y acústico, instalación de sistemas de hervías renovables y otros trabajos similares.

Grandes centros. También habrá un tercer nivel de medianas y grandes empresas a disposición de las administraciones públicas y entidades privadas para labores de reforma y rehabilitación de colegios, instituto y facultades de la Universidad De La Laguna, infraestructuras sanitarias, culturales, patrimoniales y sociales, desde hospitales y centros de salud hasta bibliotecas y edificios catalogados bajo protección de patrimonio histórico.

Espacios turísticos. Reforma y rehabilitación de espacios públicos y privados, como hoteles, apartamentos, paseos marítimos, espacios litorales, viales y jardinería, entre otros ejemplos.

[/apunte]