X
editorial >

La construcción responde

   

El informe que hoy revela DIARIO DE AVISOS, en el que la Federación de entidades de la Construcción de esta provincia propone un Registro de empresas de Reformas y Rehabilitación de edificios, viviendas y locales supone una interesante iniciativa, que puede resultar clave para activar uno de los sectores más tocados por la crisis. Hay cuatro ejes clave: pequeñas reformas domésticas, reformas en edificaciones, reformas en infraestructuras educativas y rehabilitación de espacios turísticos.

El documento nace con un importante consenso y no ha dejado ningún aspecto al azar para fomentar miles de empleos cualificados. Además, el registro RRR sintoniza con las últimas decisiones en forma de incentivos fiscales adoptadas por el Gobierno de Canarias para fomentar la reparación y reforma de hogares y edificios, y por el Gobierno central que fija ayudas a la rehabilitación y fomento de la actividad empresarial con el Real Decreto 8/2011 de 1 de julio. Hay una frase clave en el trabajo propuesto por Fepeco: “Solo hay que mirar un instante alrededor para constatar la gran cantidad de trabajo por hacer”. Se refieren los constructores a los espacios públicos, barrios e instalaciones hoteleras degradadas, a la cantidad de viviendas y edificios que necesitan reformarse, a carreteras en mal estado, sistemas de conducción de aguas y a nuestras medianías abandonadas.

Si la administración necesitaba un aliado para impulsar el empleo en las Islas, aquí tiene una oportunidad para tratar de bajar la dramática cifra que nos coloca como campeones del paro en toda España y con cada vez más familias dependientes de los servicios sociales de primera necesidad. La solución no pasa por el subsidio, sino por la creación de empleo y riqueza. Es importante destacar que en Alemania, Gran Bretaña o Francia, que pasaron por los años de boom inmobiliario para nosotros tan recientes, la principal actividad de este actor está centrada en obras de reforma y rehabilitación. Además, comienza la inspección técnica de edificios, que, en función de su antigüedad, deben ser examinados para comprobar que cumplen con los requisitos exigidos por la ley en materia de seguridad, salubridad, accesibilidad y ornato. El documento propone empleo de calidad, combatiendo así la economía sumergida, un seguro que garantice las actuaciones de estos trabajadores, descarga a los usuarios de engorrosos trámites administrativos, que asumiría la patronal, y ofrece a los clientes la seguridad y garantía de que los trabajadores o empresas que va a contratar responden a estándares de calidad y seguridad.

Otros aspectos importantes propuestos por Fepeco insisten, por un lado, en la formación permanente de los trabajadores, a través de la Fundación Laboral de la Construcción, y en el fomento de la seguridad y prevención de riesgos laborales. En materia turística, parece clave una coordinación entre la rehabilitación de espacios públicos y las reformas que, ahora con mayor razón, emprenderán los empresarios del sector en sus hoteles y apartamentos. Estamos pues, ante una buena iniciativa en favor de la creación de empleo en las Islas, el problema mas importante y grave de esta comunidad, que habrá que combatir con el esfuerzo de todos.

[apunte]

El Carnaval debe reinventarse

El Carnaval es esa fiesta que todos los santacruceros viven con orgullo o, al menos, la vivieron. Quizás, en los últimos años una excesiva profesionalización de la fiesta llevó a un abandono de los momentos más lúdicos en la calle por parte de los ciudadanos y a un gasto público, en ocasiones desmedido, que se destinaba a actuaciones de artistas internacionales, a escenarios grandiosos y a concursos multitudinarios. Todo eso, la crisis lo comenzó a reconvertir el año pasado cuando los recortes se hicieron ya evidentes.

El Carnaval de 2012 arrancó esta semana con la presentación oficial del cartel. Se da la circunstancia de que este año, un gran carnavalero de los de la calle es el máximo responsable de que la fiesta de Don Carnal se mantenga como referente de las celebraciones santacruceras. José Manuel Bermúdez tiene un gran reto por delante: hacer del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2012 un encuentro seguro, divertido, especial, y, sobre todo, equilibrado en sus ingresos y sus gastos.

El Carnaval debe transformarse dirigiendo sus esfuerzos a ser motor económico de la capital. Eso sí, sin perder la esencia que lo caracteriza. La experiencia de Bermúdez en Turismo puede aportar mucho en este sentido. Es un gran reto para el alcalde y para la ciudad.

[/apunte]