X
la orotava >

La crisis económica paraliza la peatonalización del casco de La Orotava

   

El aparcamiento de Doña Chana saldrá a concurso en 2012. | MOISÉS PÉREZ

NATALIA TORRES | La Orotava

La falta de plazas de aparcamiento en el casco histórico de La Orotava es un problema evidente, tanto que la peatonalización propuesta por el Ayuntamiento se retrasará hasta que puedan salir adelante los proyectos pendientes para ampliar los lugares donde aparcar. Uno de los principales escollos se encuentra en el aparcamiento de Lercaro, finalizado hace meses, pero que por motivos financieros no ha podido abrir sus puertas, tal y como confirmó a DIARIO DE AVISOS el concejal de Ordenación del Territorio, Patrimonio Histórico, Medio Ambiente e Infraestructuras en general, Narciso Pérez. A estas 600 plazas se suman las 300 del anteproyecto del aparcamiento subterráneo ubicado en la céntrica zona del Parque Cultural de Doña Chana, que, según confirmó el concejal de Ordenación del Territorio, será sacado a concurso a principios del próximo año.

La apertura del aparcamiento de Lercaro, de carácter privado, no tiene aún una fecha definida, estacionamientos que como confirmó Pérez, “vendrían a aliviar en buena parte el problema de aparcamientos que tenemos, pero según nos dicen sus propietarios no encuentran quién pueda ponerlo en explotación”.

Nuevas plazas

El concejal, sin embargo, defendió que la puesta a disposición de los vecinos y visitantes de La Orotava de distintos espacios para aparcar en los últimos meses han venido a paliar la escasez de estacionamientos. Citó como ejemplo las 200 plazas habilitadas en la avenida Mercedes Pinto o las 180 surgidas tras el asfaltado de los terrenos que están situados por encima de la plaza del V Centenario, y aseguró que “desde la puesta en funcionamiento del aparcamiento de la calle Inocencio García, las plazas casi siempre están llenas”.

Pérez insistió en que existen aparcamientos pero que, por ejemplo, “la orografía del municipio hace que parezca que las plazas están más lejos del centro de lo que están”. El edil apuntó que poco a poco es necesario ir cambiando la mentalidad de “aparcar en la puerta de los establecimientos” y que se imponga más la cultura del parking y también la del transporte público. En este sentido, Pérez recordó que el Ayuntamiento sufraga parte de los gastos de las dos líneas de guaguas que atraviesan el casco histórico, la 372 y la 374 , “dos guaguas que sobre todo benefician a las personas mayores que se desplazan hasta el casco”.