X
cultura >

La espada de Damocles de la cultura

   

El ámbito cultural ha sufrido desde 2007 hasta hoy un recorte del 38% en la inversión pública regional. / DA

FRAN DOMÍNGUEZ – SANTIAGO TOSTE | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Negros nubarrones se ciernen sobre el mundo de la cultura en Canarias. El sector en las Islas está pendiente de los amplios recortes que se prevén en el departamento de Cultura del Gobierno regional, y que hoy se conocerán con la presentación del borrador de presupuestos generales de la comunidad autónoma. El ámbito de la cultura en las Islas, que reúne a unas 3.800 empresas y genera cerca de 16.000 puestos de trabajo, aportando un 1,74% del Producto Interior Bruto (PIB) del Archipiélago, no entiende cómo es posible que se pueda recortar aún más en un área siempre susceptible a la tijera en tiempos de crisis, y menos cuando el Ejecutivo regional apunta al sector de la cultura como un “servicio público esencial”.

Por lo pronto, y sobre este asunto, el viceconsejero de Cultura del Gobierno de Canarias, Alberto Delgado, comentó ayer por la tarde a DIARIO DE AVISOS que no se ha comunicado a su departamento ningún cambio del borrador de presupuesto específico remitido a la Consejería de Economía y Hacienda, y que recoge una reducción del 4,5% en las cuentas. Delgado especificó que de mantenerse así sería un presupuesto “asumible”, y recordó que este “año ha sido muy duro”.

Desazón e incertidumbre

También enfatizó que entiende la desazón y la incertidumbre del sector cultural, dado que desde 2007 hasta la fecha el departamento ha sufrido un recorte del 38%. Del mismo modo, negó que se vayan a eliminar programas como el Septenio. Este periódico contactó ayer con Presidencia para constatar si el recorte en Cultura es tan “brutal” como se palpa en en el sector, si bien lo emplazó a la rueda de prensa que se celebra hoy tras el Consejo de Gobierno y en la que se informará sobre los presupuestos.

Pero la incertidumbre y el temor es evidente. Así se refleja al menos en las palabras de algunos miembros del sector cultural consultados por este periódico. A la espera de que las cifras se concreten, Martín Rivero, director de Rider Producciones, aseveró que dada la situación actual, “donde se ha pasado de los 78 millones de euros para cultura en 2007 a los 49 millones de 2011, sería a todas luces insoportable cualquier tipo de recorte”. “Sigo confiando -puntualizó- en que el presidente del Gobierno, Paulino Rivero ataje las veleidades de su área económica, que es quizás desde donde se oyen estos tambores; constituiría un acto de desaprensivos, una completa locura pensar, no ya en una drástica reducción, sino en cualquier descenso, por mínimo que sea”.

Martín Rivero puso de relieve que el ámbito de la cultura “ya ha sido todo lo solidario que se puede ser en tiempos de crisis” y remarcó que sería un “acto injusto” plantear nuevos reajustes a la baja en las partidas presupuestarias. “Hablamos además de un sector enormemente productivo -detalló-, donde por cada euro de inversión regional que se asigna luego se generan 12”. “¿A quién se le puede ocurrir en el Gobierno de Canarias recortar más”, se cuestionó Rivero.

‘Globos sonda’

El presidente de la Asociación de Empresas de Artes de Canarias, Réplica, Juan Reyes, se mostró muy rotundo en sus declaraciones. “Como casi todo lo que hace el Gobierno de Canarias -apuntó el también actor y director teatral-, esto de los recortes no es más que un globo sonda, donde primero se oye el rumor de que se va a aplicar una reducción espectacular y luego te dicen, no hombre, no, que no es para tanto. Y así continúan quitando dinero para la cultura”. “Es una completa vergüenza lo que están haciendo con la educación, la sanidad y la cultura”, apostilló Reyes. “Y más que utilizar la crisis económica como excusa para todo, mejor sería hablar de una crisis de vergüenza”, concluyó.

Desde LM Producciones, por su parte, también lamentaron las consecuencias que, de plasmarse esta rebaja presupuestaria, deberá sufrir el sector cultural. “Es obvio que los recortes vienen por todos lados y también entendemos que la gente de la cultura tiene que adaptarse a las circunstancias”, comentaron en la productora que dirige Leopoldo Mansito, “pero también que la iniciativa privada está haciendo desde hace años un enorme esfuerzo por dinamizar la escena cultural -subrayaron- y que ese incansable empeño tiene que estar también justificado desde el sector público con las ayudas”.