X
I jornada de sanidad y bienestar > las mesas de trabajo

La inversión tecnológica permite el ahorro de sufrimiento y dinero

   

INMA MARTOS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

La inversión que se realiza desde la Sanidad pública y las clínicas privadas en tecnología e innovación resta sufrimiento a los pacientes y a la larga supone un ahorro económico considerable. En esto están de acuerdo los miembros de la segunda mesa de discusión Avances tecnológicos en salud, de la I Jornada Sanidad y Bienestar organizadas por DIARIO DE AVISOS. Los expertos, quienes cada uno en su especialidad, explicaron a los presentes las novedades en ingeniería clínica, farmacología y técnicas de cirugía apoyadas en innovaciones tecnológicas, coincidieron en que el coste económico compensa en la disminución de tiempos, de riesgos y en los diagnósticos más rápidos y certeros.

El jefe del servicio de Anestesiología y Terapéutica del Dolor de USP La Colina, Javier Santos, abrió su intervención explicando que en su campo, los progresos han sido vertiginosos en los últimos años. “Hace pocas décadas, los anestesiólogos eran enfermeros y odontólogos hasta que se creó la especialidad médica”, manifestó. Desde entonces, se han ido desarrollando una serie de fármacos destinados a reducir el dolor durante las intervenciones quirúrgicas. “El efecto es rápido y su excreción también”, comenta.
El anestesiólogo indicó que la fisiopatología, la biomedicina y la farmacología han estado estrechamente unidas en el trabajo por conseguir estos avances.

Tobías Zander pertenece al equipo de Diagnostico y Terapéutica Endoluminal de Hospiten, labor que realiza con el prestigioso doctor Manuel Maynar, ambos radiólogos y especialistas en cirugía mínimamente invasiva. Una de las características de este tipo de técnicas es que está indicada para las enfermedades con mayor prevalencia en el Archipiélago; las que tienen que ver con las enfermedades cardiovasculares derivadas o no de la diabetes. Con anestesia local, en muchos de los casos, sin entubación y con una recuperación pronta y cómoda, se pueden realizar intervenciones con una leve punción, a través de catéteres milimétricos. Por otra parte, en la unidad donde trabaja, se han realizado numerosas intervenciones destinadas a evitar amputaciones a personas con pie diabético, consecuencia derivada de la diabetes mellitus 2, cuya prevalencia en las Islas es altísima.

En el mismo campo, el doctor José Gregorio Díaz Mejías, es coordinador de cirugía general y aparato digestivo en la Clínica Parque. En este caso, Díaz Mejías habló sobre la cirugía laparoscópica. “La primera intervención laparoscópica se realizó en 1992 en Canarias”, comentó. Las cámaras, los sistemas de control de sangrado y de sellado son los campos tecnológicos que más se han desarrollado en los últimos años, permitiendo tener un control exhaustivo de todo cuanto ocurre durante la operación.

En el caso concreto de enfermedades oncológicas, es importante la reducción del trauma quirúrgico y de la depresión inmunitaria del paciente, indicó Díaz Mejías quien destacó que la inversión es alta al principio pero a la larga compensa, en especial cuanto más complejos son los procedimientos. Sanidad pública y privada han invertido en esta tecnología en los últimos años, lo que ha contribuido a la calidad quirúrgica de Canarias.

Alejandro Sánchez responsable en Canarias de Bbraun Avitum, acercó al público las nuevas técnicas en hemodiálisis. “Hace pocas décadas los enfermos renales fallecían”, aseguró. José Carlos Fernández, ingeniero del HUC explicó que una de las formas de calificación de los hospitales es, precisamente, la cantidad y calidad del aparataje con que cuentan. La importancia es vital ya que cada paciente que ingresa en el hospital pasa por al menos siete aparatos para diagnóstico y tratamiento.