X
El Hierro>Crisis volcánica

La mancha turquesa frente a las costas sigue creciendo

   

Europa Press | Valverde

La mancha color azul turquesa que desde el pasado día 12 se observa sobre el agua frente a las costas de El Hierro sigue aumentando de extensión debido a las corrientes marinas y su cabecera es menos definida, según informó el Gobierno canario.

Los científicos del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han informado que el proceso eruptivo continúa estable dada la evolución que ha experimentado la señal del tremor durante las últimas 24 horas.

Así, en dicho periodo se ha mantenido una baja actividad sísmica, dispersa en el entorno de la dorsal suroeste, y continúa la misma tendencia en la deformación del terreno.

Por otra parte, el buque del Instituto Canario de Ciencias Marinas ‘Profesor de Ignacio Lozano’ ha llegado esta tarde a la isla de El Hierro y este mismo sábado los científicos de varias instituciones y distintas especialidades comenzarán la toma de datos y muestras. Además, este sábado también llegarán a la isla tres técnicos del Instituto Geológico y Minero para realizar un estudio sobre la incidencia del fenómeno sísmico en las laderas de la isla.

Asimismo, el equipo científico ha instalado un acelerómetro en La Restinga que mide la aceleración del suelo, parámetro que puede afectar a las estructuras.

Como se recordará, el pasado 3 de octubre, el director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, Juan Manuel Santana, solicitó en la reunión del Comité Estatal de Coordinación de Protección Civil para el Riesgo Volcánico y conjuntamente con el subdelegado del Gobierno, José Antonio Batista, que el Instituto Geológico y Minero valorara el riesgo de desprendimientos en El Hierro.

Esta petición fue ratificada en una reunión de trabajo, celebrada en el Cabildo de El Hierro, el 5 de octubre, a la que asistieron además de las autoridades insulares, los ayuntamientos afectados, el subdelegado del Gobierno, científicos del Instituto Geológico y Minero y el Instituto Geográfico Nacional y técnicos del Gobierno de Canarias.

Durante esa reunión, los científicos del Instituto Geográfico Nacional no descartaron la posibilidad de que los seísmos puedan alcanzar una magnitud 4 en la escala Ritcher, durante la evolución de este fenómeno, lo que podría provocar desprendimientos.