X
SUCESOS >

La policía de Estados Unidos podrá leer sin orden judicial los SMS de sospechosos

   

REUTERS / EP | Washington

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha dictaminado que los agentes de los cuerpos policiales pueden leer los mensajes de texto de los teléfonos móviles de un sospechoso de delitos penales sin la necesidad de que medie una orden judicial.

El máximo órgano judicial estadounidense apoya así las tesis del Tribunal Supremo de California, que estableció que estos registros son lícitos debido a que los sospechosos pierden su derecho a la privacidad para cualquier objeto que porten cuando son arrestados.

Esta sentencia, que no incluye ningún comentario concreto, supone el final de los recursos planteados por Gregory Díaz, condenado por un delito de drogas. Díaz fue detenido en 2007 cuando conducía un coche desde el que su acompañante vendió seis pastillas de éxtasis a un agente encubierto.

Además se encontró una pequeña cantidad de marihuana en su bolsillo, por lo que fue llevado a una comisaría del Departamento del Sheriff del Condado de Ventura, donde se clasificó como prueba su teléfono móvil. Díaz negó tener conocimiento del tráfico de droga, pero 90 minutos después de su arresto un agente descubrió un mensaje de texto cifrado en el que se hablaba de la venta de la droga.

El agente enseñó el mensaje de texto a Díaz, quien entonces reconoció que participó en la venta. Ya durante el juicio Díaz se declaró culpable del delito de transporte de una sustancia controlada y fue condenado a tres años de libertad condicional.

En la apelación, sus abogados reclamaron que el acceso a sus mensajes de texto suponía una violación de sus derechos constitucionales, pero el Tribunal de Apelaciones y el Tribunal Supremo de California respaldaron la primera sentencia.