X
TENERIFE > ANILLO INSULAR

La ‘u’ insular

   

FUENTE: CABILDO DE TENERIFE | ELABORACIÓN: SAMUEL G. (DA)

JESSICA MORENO-NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

Una de las obras más demandadas por los ciudadanos, sobre todo del Norte de la Isla, es el denominado cierre del Anillo Insular. Este proyecto tiene como objetivo crear una red viaria que recorra todo Tenerife, a partir de las autopistas ya existentes, en el Norte y el Sur. A pesar de la alta demanda existente, se trata de una de las infraestructuras que más se ha dilatado a lo largo de los años y, de hecho, hoy en día, este cierre no es efectivo puesto que uno de sus tramos sigue aún en el aire.

En estos momentos la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Política Territorial del Gobierno de Canarias está ejecutando dos de los tramos previstos dentro de esta actuación. Por un lado, se está llevando a cabo el trazado entre Adeje y Santiago de Teide y, por otro, en la vertiente norte se está ejecutando la carretera entre Icod de los Vinos y El Tanque, que se prevé podrán entrar en funcionamiento dentro de un año y medio. A pesar de la mejora de estas vías, lo cierto es que el Anillo seguirá sin estar cerrado hasta que no se impulse el tramo restante, que unirá ambas obras, el cual discurre entre Santiago del Teide y El Tanque.

Esta vía, que hará, en efecto, cerrar el Anillo viario de Tenerife, tiene un recorrido de unos seis kilómetros, que se desarrollan bajo tierra. El también llamado túnel de Erjos cuenta con un presupuesto de unos 254 millones de euros, aunque aún no ha sido licitado por el Ejecutivo regional y tampoco existe una fecha para ello.

Ante esta situación, el consejero de Carreteras del Cabildo de Tenerife, José Luis Delgado, ha recalcado la importancia de concluir el Anillo Insular y no dejarlo solo en una u. “Hay un tema pendiente de resolver, que es el tramo entre El Tanque y Santiago del Teide; por lo tanto, el cierre del Anillo en estos momentos no existe”, afirma el responsable insular de Carreteras. Del mismo modo, insiste en que hay una notable diferencia entre los vecinos del Norte y el Sur de la Isla y los del área metropolitana, “por lo que terminar este proyecto viario es una deuda que tenemos con ellos, además de ser algo de justicia”.

Pese a que el proyecto de estos casi seis kilómetros esté ya redactado, se desconoce la fecha en que saldrá a licitación, a lo que se suma la actual situación de crisis y el recorte en las inversiones. Delgado recuerda que las dos obras que se están llevando a cabo “concluirán en un año y medio aproximadamente y hasta que no se ejecute el tramo restante pueden pasar hasta diez años, porque es una obra compleja y necesita mucha inversión”. Además, apunta que el Gobierno de Canarias “debe buscar una solución; o prioriza este túnel para concluir el cierre del Anillo viario o busca alternativas de mejora en las carreteras”.

La globalidad del proyecto del cierre está incluido en el Plan Canarias de Carreteras, aunque el túnel de Erjos figura en el Anexo número 3, mientras que las otras dos obras lo hacen en el apartado número dos, lo que supone que hay otros proyectos que tienen prioridad en relación a éste.

“La Isla sufre un agravio comparativo con el resto del Archipiélago, pues las demás cuentan con un anillo viario, mientras que aquí no existe”, afirma el consejero. Asimismo, asegura que “no voy a permitir que Tenerife sea una Isla de tercera desde el punto de vista de carreteras”.

La insistencia de Delgado está motivada en que, primero, “se trata de una deuda con los habitantes del Norte y el Sur de la Isla” y, en segundo término, en el hecho de que, según indica, unas buenas comunicaciones viarias ayudan a solucionar problemas sociales que actualmente se están dando en Tenerife. “El tema de las carreteras tiene una trascendencia social muy importante y crea problemas sociales”, recalca.

El consejero insular se refiere, así, a “los famosos niños llavero, que están abandonados en el Sur desde las cuatro de la tarde porque no sus padres no tienen con quién dejarlos mientras están trabajando, y esto es una consecuencia de los problemas de movilidad”. Justifica su argumentación señalando que “si desde Los Silos o El Tanque se tardara 45 minutos hasta llegar a Las Américas -a donde se han tenido que desplazar muchas familias por trabajo al tardar bastante tiempo en llegar a sus viviendas- los niños podrían estar con sus abuelos o tíos, pero como los padres tienen que irse fuera del municipio de origen, los hermanos mayores tienen que quedarse con los más pequeños”. Del mismo modo, insiste en que, por ello, “tenemos que invertir muchísimo dinero en recursos que nos podríamos ahorrar teniendo unas vías en condiciones”.

Moción del Cabildo

Ante la incertidumbre sobre el futuro del verdadero cierre del Anillo Insular, el Cabildo de Tenerife tiene previsto reunirse próximamente con el Gobierno regional para solicitar una solución a este proyecto. Además, el viernes, el pleno de la Corporación insular acordó, por unanimidad, instar a la Consejería de Obras Públicas a que, con carácter de urgencia, adelante la ejecución del túnel de Erjos y ejecute la obra a la par que la del municipio de El Tanque, que actualmente está en desarrollo. Además, se aprobó, como medida intermedia para permitir la cohesión territorial y dado que es probable que la obra se alargue en el tiempo, llevar a cabo la mejora de los viales en la zona de Santiago del Teide y El Tanque, para adecuar el estado y la seguridad de las vías.

En estos momentos la carretera de El Tanque soporta una media diaria de casi 2.800 vehículos, de los cuales un 10% es tráfico pesado. “Cuando se concluya la obra que se está ejecutando la cifra se elevará hasta los 7.000 vehículos, lo que supondrá un colapso para este municipio, por lo que es necesario que se desarrolle el túnel de Erjos”, apunta Delgado. En cuanto a las posibles afecciones al medio ambiente consecuencia de este infraestructura, el consejero desechó la idea de que la perforación afecte a la zona.

Frente común

Tanto el alcalde de El Tanque, Román Martín, como el de Santiago del Teide, Juan Damián Gorrín, han expresado al Gobierno de Canarias y al Cabildo de Tenerife la necesidad de de concluir el Anillo Insular y de hacer todos los esfuerzos necesarios para ello.

Martín explica que “mi intención es reunirme con Santiago del Teide para hacer un frente común y exigir soluciones para nuestro municipio” y añade que “nos van a privar de esta infraestructura y encima nos van a pedir que asumamos ese volumen de tráfico”. El alcalde de El Tanque insiste en que si finalmente el Anillo no se cierra, el Gobierno regional tiene que hacer una apuesta decidida por mejorar las vías del municipio que verán como todo el tráfico de la Isla Baja y el procedente de la autopista cruzará por la zona. Por su parte, Gorrín afirma que “estamos abiertos a cualquier iniciativa que sirva para reforzar la necesidad de esta obra, con los compañeros de El Tanque y con cuantos ayuntamientos quieran sumarse, si somos varios mejor” y añade que “llevamos mucho tiempo esperando por esta obra y cuando oímos hablar de los trenes lo que decimos es que, aunque nos parece bien, terminar el anillo insular está primero”. Finalmente habrá que esperar a la decisión que tome el Ejecutivo regional, para ver si apuesta por cerrar, de manera efectiva, este Anillo o si, por el momento, se queda en solo una u.

Vista de las obras que se están realizando en estos momentos. / MOISÉS PÉREZ

[apunte]

Una complicación salvable

Si hay tres municipios que se ven claramente afectados por un Anillo Insular inconcluso son los de Icod de los Vinos, El Tanque y Santiago del Teide. Estos dos últimos son los que acabarían unidos, de cerrarse el Anillo, por un túnel que sería el más largo de Canarias, con más de cinco kilómetros, pero también uno de los más caros, más de 200 millones de euros, justo lo que no hay. De los tres alcaldes, es el de El Tanque, Román Martín (PSOE), el que se muestra más contundente y quien confirma que las noticias que tiene es que “el tramo desde Erjos hasta Santiago del Teide, no tiene partida económica”. Ante esta perspectiva Martín entiende que esto va a ocasionar una serie de inconvenientes a ambos municipios; el principal, “vamos a asumir todo el tráfico que sale de la autopista en calles secundarias, todo ese tráfico atravesará por El Tanque hasta llegar a Santiago del Teide”. Esto lleva a Martín a “exigir” al Gobierno de Canarias “un esfuerzo en materia de carreteras para acondicionar nuestras vías de comunicación y así asumir ese importante volumen de tráfico”.

Santiago del Teide

Desde el otro lado, Santiago del Teide, su alcalde, Juan Damián Gorrín (PP), se muestra algo más comedido que su colega de El Tanque, y centra sus exigencias en que se termine sí o sí el Anillo Insular. “Sabemos que el cierre del anillo insular es un proyecto que está redactado y que no se ha licitado, pero entendemos que es una obra prioritaria, no solo para la vertiente norte sino para toda la Isla”. Gorrín insiste en que el cierre del Anillo debe ser una actuación prioritaria y así se lo han hecho saber tanto al Cabildo de Tenerife como al Gobierno de Canarias. Sabemos que nos encontramos en una situación compleja pero hay que hacer un esfuerzo por buscar la fórmula necesaria para sacar adelante esta infraestructura.

“Que se invierta en arreglar la carretera que va entre El Tanque y Santiago del Teide nos parece bien”, reconoce el alcalde de Santiago del Teide, “pero la solución para el cierre del Anillo pasa por el túnel ya proyectado, el mayor de Canarias con 5,2 kilómetros; lo otro, la carretera no deja de ser una intervención en una vía complicada, con grandes problemas de circulación por la niebla que se deposita sobre la carretera casi a todas horas, aumentando considerablemente el peligro de circular por ella”.

Icod de los Vinos

Juan José Dorta (PSOE), alcalde de Icod de los Vinos, se muestra confiado a la hora de la finalización de las obras. “Nuestro municipio es cierto que se ha visto afectado de lleno por las obras obligando a numerosos desvíos de tráfico, pero entendemos que toda esta actividad es necesaria para mejorar la comunicación de la Isla pero no creo que las obras ya en ejecución se paralicen”.

Dorta sí reconoce que para que se finalicen, “es posible que haya que habilitar partidas para llevar las obras a término” y aboga por encontrar soluciones técnicas viables para llevar a cabo el cierre de una obra tan importante para las comunicaciones de la Isla.

[/apunte]