X
La Palma >

Las arcas locales no pueden hacer frente al gasto de las guarderías

   

EUGENIA PAIZ | Santa Cruz de La Palma

Las guarderías municipales de la Isla atraviesan los momentos más difíciles de su historia. Los alcaldes y concejales de Asuntos Sociales, sean del color político que sean, reconocen que habrá que tomar medidas drásticas si Bienestar Social o en su defecto, la Consejería de Educación, no restablecen la línea de financiación que permite la prestación de un servicio “imprescindible” que da cobertura a cientos de familias y niños hasta tres años.

La concejal de Servicios Sociales de Breña Alta, María Isabel Pérez, explicó las dificultades que tienen para hacer frente al coste anual del centro infantil, el más antiguo de La Palma y que ha acumulado varios reconocimientos por su labor, llegando a estar incluido en el listado de los 15 mejores centros infantiles de todo el territorio español. Pérez reconoce que tendrán que “estudiar la modificación de la ordenanza para subir la cuota que pagan las familias”, una medida que también llevarán a cabo en la guardería de Breña Baja, donde la concejal del área, Melania Hernández Castillo, coincide con su homóloga en Breña Alta, a la hora de explicar que “la Consejería de Bienestar Social argumenta que las competencias son de Educación, y mientras tanto la situación es cada vez más insostenible”.

Ambas reconocen que hay que buscar una solución porque no se entendería que se cerraran las guarderías. Reconocen que los ayuntamientos han ido asumiendo competencias que no les corresponden. “Por la necesidad del servicio, porque las familias dependen de nosotros para ir a trabajar y porque se ha trabajado mucho para prescindir de algo que es prioritario socialmente”, explicó Pérez.

Los mismos argumentos expuestos maneja el alcalde Puntallana, José Adrián Hernández, que reconoce que “habrá que subir la cuota mensual a los padres porque para nosotros la financiación de la guardería sin la subvención del Gobierno es inasumible”. En el caso del municipio de Puntagorda, su alcalde, Vicente Rodríguez, explica igualmente que “si no llega la subvención habrá que tomar medidas drásticas”.

[apunte]

¿Quién debe asumir los costes del servicio?

Entre los 60 y los 140 euros oscila la cuota mensual de los usuarios de las guarderías infantiles de titularidad pública con las que cuenta la Isla. La excepción es la de Los Llanos de Aridane, donde el servicio resulta gratuito por decisión del anterior grupo de Gobierno. Desde 300.000 euros de gasto en solo seis meses -en el caso de este municipio- pasando por los 319.000 euros a los que hace frente Breña Baja, hasta los 95.000 euros que invierte anualmente el consistorio de Puntallana, todos los responsables municipales consultados coinciden en la necesidad de que las consejerías de Bienestar Social y Educación delimiten cuanto antes sus competencias y aclarar a qué organismo le corresponde asumir el 33% del coste que supone este servicio público. La fecha de apertura del curso escolar en los centros infantiles hasta tres años, así como las ratios por grupo, sus condiciones sanitarias y de habitabilidad, las determina la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, que incluso ha autorizado ampliaciones y financiado obras en las guarderías del territorio insular.

[/apunte]