X
la laguna >

Las Chumberas da una semana de plazo al Gobierno

   

Alrededor de un centenar de personas se manifestaron ayer en la capital tinerfeña. | FRAN PALLERO

JESSICA MORENO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

A las 11 menos cuarto de la mañana, la santacrucera plaza Weyler estaba en silencio. Solo cinco minutos más tarde la marea naranja se bajaba del tranvía y llenaba de color, pancartas y vítores este enclave. Ya, a los doce, más de un centenar de vecinos del barrio de Las Chumberas, en La Laguna, partía en dirección a la Subdelegación del Gobierno, donde permanecieron hasta las 14.00 horas para solicitar la reposición de sus viviendas.

A pesar de que el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, se comprometiera con este colectivo el viernes a que en una semana se firmaría el convenio del Estado para financiar la reposición de las casas afectadas por aluminosis, sus residentes siguen aún en pie de guerra reclamando “una vivienda digna”.
Aún contando con la promesa de Rubalcaba, los vecinos de las Chumberas se mostraron ayer escépticos ante las palabras del candidato socialista al Gobierno central, “ya que en otras tres ocasiones también se nos prometió la firma de este convenio para y aún no se ha cumplido”, explicó el portavoz de los afectados, Ricardo González.

“Vamos a dar esta semana de plazo a ver si cumplen con el compromiso, por eso hemos decidido suspender las acampadas que teníamos previsto comenzar el lunes hasta ver qué es lo que pasa”, indicó. En cuanto al resto de manifestaciones en la rotonda de Las Chumberas, afirmó que esta semana no se van a llevar a cabo, “pero vamos a solicitar los permisos oportunos por si no se firma el convenio de reposición”.

Pocos minutos después de partir de la plaza Weyler, al ritmo de batucada, los vecinos acompañados por el alcalde de La Laguna, Fernando Clavijo, y los concejales Domingo Galván y María José Castañeda, la protesta llegó a su destino. En este camino, al igual que en el tiempo en el que permanecieron en la Subdelegación, los afectados por la aluminosis entonaron diversos gritos de batalla -la mayoría dedicados al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero- como Tenemos derecho a que no se caiga el techo, Rubalcaba, mi casa apuntalada o Tú duermes tranquilo, nosotros no.

Como bien recordaron en el manifiesto que leyeron, la lucha por la reposición de las viviendas comenzó hace tres años. Ante esta situación las administraciones se comprometieron a financiar el presupuesto necesario para esta actuación, pero de momento falta la firma del Estado que da luz verde al 50% de los fondos necesarios para afrontar la obra.