X
ECONOMÍA >

Las quiebras crecen un 227% en Canarias por la crisis económica

   

MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

Cada vez son más las empresas que finalizan su actividad y cierran sus puertas o, simplemente, se ven que son incapaces de hacer frente a sus obligaciones económicas. Canarias no está exenta de este tipo de problemas.

Desde el año 2005, las empresas concursadas en el Archipiélago han aumentado un 227%, llegando ya a las 263. Según revela un estudio sobre los concursos de acreedores entre las empresas españolas en 2001 elaborado por Strategic Research Center de EAE Business School, la comunidad autónoma canaria pasó de registrar 37 quiebras en el año 2005, cuando la situación económica era buena, a 121 en el año 2009.

En España, el número de procesos concursales en el último año, decreció un 5,12%, esto es, 256 empresas menos que en 2009. La propensión concursal que en 2009 era de 15,42 empresas concursadas por cada 10.000, mejora levemente y se sitúa en 2010 en 14,92.

El dato más relevante es que, coincidiendo con el inicio de la crisis, el Archipiélago casi cuatriplicó el número de empresas concursadas, pasando de tan sólo 16 en 2007 a 60 en 2008. Esta cifra, a su vez, se duplicó en 2009 con 121 concursos presentados en los tribunales de justicia canarios.

Sin embargo, como dato positivo en comparación con el resto de las comunidades autónomas, Canarias está al final de la tabla junto con Andalucía en cuanto a número de concursos presentados con respecto al número de empresas existentes. En este caso son Cataluña y la Comunidad Valenciana las que se colocan en los primeros puestos.

La burbuja inmobiliaria ha llevado a la quiebra a muchas empresas dedicadas a la construcción. En Canarias son 66 las que han presentado concurso de acreedores, siendo el sector más perjudicado por este tipo de procedimiento en las Islas y también a nivel nacional, llegando a los 1.560 concursos. A la construcción le sigue el comercio, con 24 empresas quebradas en Canarias y la hostelería, con 17. Estos tres sectores aglutinan el 66% de las empresas concursadas en el Archipiélago.
En este último sector (el de la hostelería) es donde el número de concursos ha aumentado, de manera significativa, en el último año (un 57%) en todo el territorio español, algo muy preocupante, refleja el informe, “si se tiene en cuenta que es un sector importantísimo como generador de empleo y que va aparejado al sector turístico”.

Otra actividad muy castigada por la situación económica del país es la inmobiliaria, financiera y de seguros. Un total de 166 el año pasado, de las cuales 7, quebraron en Canarias.

En general, en España, la mayor propensión a sufrir un proceso concursal la tienen las compañías de entre 50 y 99 asalariados, seguido de aquellas que cuentan con entre 20 y 49 trabajadores.

Uno de los aspectos analizados en este informe es la tasa de recuperación de los acreedores en procesos de liquidación. En este sentido, los acreedores de empresas de Dinamarca recuperan el 98,4%, le sigue Noruega con el 90,9% y Japón con un 92,7%.

España presenta una tasa de recuperación del 76,3%. En el lado opuesto, la mayoría de países de Latinoamérica: Venezuela con un 5,9%, República Dominicana con un 9,1%, Paraguay con el 16%, Ecuador 17%, Brasil con un 17,7% y Honduras con un 19,95 y países asiáticos como Indonesia con un 13,2%.