X
OPINIÓN > POR Ricardo Melchior Navarro

Las razones de una decisión > Ricardo Melchior Navarro

   

La decisión está tomada: me presentaré este 20-N a uno de los retos que considero entre los más importantes en la vida de una persona dedicada a la política. Y ese reto no es otro que intentar ser senador por la isla de Tenerife.

En los últimos tiempos se ha especulado -quizás en demasía y siempre de forma interesada por parte de algunos- si yo estaba dispuesto a asumir ese reto. Se han llegado a decir, incluso, cosas que nada tienen que ver con la realidad. Pero este tipo de actuaciones alguien como yo lo tiene perfectamente asumido. Para mí, lo importante es tener un entorno familiar, profesional y político con el que pueda contar para que la ciudadanía conozca el porqué he decidido presentarme e intentar desde el Senado hacer valer los derechos que nos asisten a los tinerfeños y a los canarios en general. Indudablemente, los tiempos que nos están tocando vivir no son fáciles.

Pero eso es algo que las personas que trabajamos para los demás y no para nosotros mismos queremos buscar una solución y salir cuanto antes de una crisis que tenemos asumido que no se ha generado por un solo motivo, sino por la confluencia de factores ajenos- en muchos casos- a nosotros. No va a ser fácil conseguir un escaño en el Senado. De ahí que, ante tal situación, me crezca y sabiendo de la dificultad acepte este reto. Un intento, por otra parte, ilusionante y perfectamente compatible con la presidencia del Cabildo Insular de Tenerife. Sé perfectamente, tal y como demostré en mi anterior etapa en el Senado, entre 2004 y 2008, que se pueden hacer cosas por esta tierra. Máxime, presentándome por una formación política, Coalición Canaria, que me apoya y que no atiende a ningún otro interés que no sea el de lograr una mejora en la condición de vida de nuestras Islas.

A los que me conocen o trabajan en mi entorno no es necesario decirles que “trabajo, trabajo, trabajo” es una de mis palabras favoritas. A los que no me conocen, decirles que “trabajo, ilusión, profesionalidad, cercanía y empuje” son términos habituales en mi quehacer diario. Y creo, sinceramente, que, si me siento con ganas de trabajar, estoy ilusionado y no me olvido de algo tan importante como es estar cerca de la gente.

Como ya hago en el Cabildo Insular de Tenerife, puedo asumir el reto de intentar llevar al Senado los temas que interesan y preocupan a nuestras Islas.

No debemos olvidar que la Cámara alta te permite cada quince días ejercer un control sobre el Gobierno del Estado. Lo pude comprobar los cuatro años que estuve como senador por la isla de Tenerife.

Pero lo que tengo muy claro es que los ciudadanos son los que tienen la última palabra.

Ricardo Melchior Navarro es Presidente del Cabildo Insular de Tenerife y candidato de CC al Senado por esta isla