X
VIVIENDAS >

Los canarios son los españoles que menos apego tienen a la propiedad de una vivienda

   
Viviendas sociales, en San Miguel de Abona. / DA

La propiedad de la vivienda sigue siendo muy sentimiento muy arraigado entre los españoles. | DA

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

Canarias es la región española que menos apego tiene a la propiedad de una vivienda aunque ésta sigue siendo la opción mayoritaria, ya que un 58,4 % de los canarios afirma vivir en una vivienda de su propiedad frente al 27,9 % que dice vivir de alquiler, según un estudio elaborado por fotocasa.es.

Así, un 61,4 % de los canarios está a favor de la propiedad como forma de vida y la prefieren antes que el alquiler. Por tanto, aunque el porcentaje de viviendas de compra es menor, el sentimiento de propiedad es elevado.

Teniendo en cuenta cómo han financiado la vivienda, del total de canarios propietarios, 7 de cada 10 (77,1%) la han comprado mediante una hipoteca, aunque un 85,4 por ciento de éstos aún la están pagando. Respecto a la cantidad que los propietarios solicitaron al banco para hacer frente al pago de la vivienda, un 18,2 por ciento de los canarios solicitaron la totalidad del importe de la vivienda en el momento de la adquisición, aunque casi la mitad de los hipotecados (42,9%) pidieron al banco entre el 76 y el 90 por ciento del coste del piso. El acceso a la financiación es, por tanto, un asunto destacado a la hora de considerar la compra de una vivienda. Prueba de ellos es que casi 3 de cada 10 canarios (26,6%) afirman vivir de alquiler al no poder acceder a una hipoteca, ya sea por su situación financiera o laboral.

Este dato, según el estudio, no hace más que reforzar la idea de que la previsión de compra de una vivienda está en la mente de los canarios, igual que lo está en la mente de todos los españoles en general.

Si el resto de España muestra una tendencia clara hacia la propiedad de una vivienda, Canarias no se queda atrás aunque es la región española con menor apego hacia la propiedad si se compara con la media nacional. Un 27,9 por ciento de los encuestados canarios afirma vivir de alquiler. Estos datos ponen de manifiesto, por tanto, que la propiedad es un sentimiento arraigado en la mente de los habitantes de Canarias y que el alquiler, a pesar de haber experimentado un ligero incremento por la situación económica, se considera como una alternativa a la compra de una vivienda por la coyuntura actual. De todas maneras, es un dato significativo que el 18,2 de los canarios consideren el alquiler como su forma de vida permanente, ya que la media nacional es de un 3,9 por ciento, lo que refuerza la idea de que los habitantes de Canarias son los que más aceptan el alquiler.

Ante la idea de que la propiedad de una vivienda es más rentable que vivir de alquiler, un 65,7 por ciento de los canarios se muestran a favor. De la misma manera, 4 de cada 10 (42,2%) afirman que vivir de alquiler es tirar el dinero y que un piso es la mejor herencia que se le puede dejar a un hijo (51,2%). Todas estas afirmaciones confirman el hecho de que la propiedad de una vivienda sigue estando muy presente en la mente de los españoles pese a la difícil coyuntura actual, lo que hace que el alquiler apenas se considere una alternativa a la compra.

Movilidad geográfica por motivos laborales

A diferencia de otros países de Europa, en España la población está menos dispuesta a abandonar su círculo más cercano por una oportunidad de trabajo. En Canarias, a pesar de que esta tendencia se mantiene, los datos revelan que se trata de una de las regiones españolas con mayor predisposición a la movilidad geográfica. 6 de cada 10 canarios (60,4%) no han cambiado nunca de residencia por motivos laborales y un 41,7 por ciento siguen viviendo en el mismo municipio en el que nacieron. La distancia media a la que viven los canarios de su municipio natal es de 225 kilómetros y recorren a diario una media de 42 kilómetros para ir a trabajar.

La coyuntura económica actual está haciendo replantearse a los españoles la movilidad por motivos laborales y este sentimiento se está generando, también, entre los habitantes de Canarias. Prueba de ello es que más de la mitad (52%) se plantean ir a vivir a otro país si surge una oportunidad laboral y 4 de cada 10 (46,7%) cambiarían de residencia por la llegada de un hijo. En definitiva, dada la situación actual, el trabajo sería motivo suficiente para plantearse un cambio que implicara el traslado del domicilio fijo. En lo que respecta a los jóvenes, son el sector de la población que menor movilidad geográfica ha experimentado por motivos laborales, aunque hoy en día, un 88,8% de los jóvenes españoles de 18 a 30 años cambiaría de residencia por una oferta laboral.

Como queda patente en el estudio, la cultura de la propiedad es especialmente significativa entre el público joven. A pesar de los cambios en el entorno económico, de los jóvenes de entre 18 y 30 años, 8 de cada 10 (78,4%), siguen pensando que la propiedad es la mejor opción de vida y 6 de cada 10 (62,4%) ya tienen en mente la compra de una vivienda.

Sin embargo, este colectivo sí que se muestra afectado por la actual coyuntura. Así, 5 de cada 10 jóvenes (46,1%) de hasta 30 años siguen viviendo con sus padres, principalmente porque casi un tercio de éstos no pueden acceder a un alquiler (23,2%) y porque 6 de cada 10 (57,7%) no se plantean independizarse.

Si se tiene en cuenta la vivienda que quisieran tener la mayoría de canarios, ésta debería tener unas dimensiones de 120 metros cuadrados, lo que demuestra que se encuentra dentro de unos parámetros bastante realistas en comparación con su vivienda real, que tiene de media unos 101 metros cuadrados. Por otro lado, tener terraza, trastero y parking son aspectos que también se valoran en la vivienda deseada, ya que la mayoría de los baleares no cuentan con estas estancias en su hogar actual.

En cuanto a la ubicación de la vivienda ideal, a diferencia de la media española que prefiere las ciudades medianas o pequeñas, los canarios prefieres las urbanizaciones para vivir (43,4%) seguidas de las urbes pequeñas (31,5%). El entorno rural es la tercera opción escogida (12%) y, en cuarto lugar, las grandes ciudades son la opción de un 7,7 por ciento de los canarios para fijar su domicilio ideal.