X
juicio marta del castillo >

Los padres de Marta se sienten “desesperados y maltratados”

   

EFE | Sevilla

Los padres de Marta del Castillo han dicho este lunes al tribunal que juzga la muerte y desaparición de la joven sevillana que están “desesperados” por encontrar a su hija y que se sienten “maltratados psicológicamente” por las distintas versiones de los imputados.

En su comparecencia ante el tribunal que juzga al asesino confeso, Miguel Carcaño, y a sus tres presuntos cómplices, el padre, Antonio del Castillo, ha dicho que entre las 00.30 y las 00.45 horas de la madrugada del 25 de enero de 2009 acudió a la vivienda del asesino confeso en busca de su hija.

A esa hora, según las acusaciones, Marta se encontraba ya muerta en el interior de la vivienda, pero Antonio del Castillo ha afirmado que miró a través de la ventana del salón y comprobó que “allí no había nadie” ni luz en su interior.

Tampoco vio la moto de Carcaño aparcada en la calle ni nada extraño en el portal, ha añadido.

Los padres no han mirado al banquillo de los acusados al pasar junto a ellos, mientras que los cuatro imputados tampoco se han inmutado y han permanecido con la mirada al frente.

Del Castillo ha relatado el sufrimiento de la familia, quien al ser detenido Carcaño creyó “que se iba a acabar la agonía”, pero luego los acusados empezaron a dar “una versión tras otra, lo que fue un varapalo ver cómo se quedaban con la Policía y con la sociedad entera”.

La madre, Eva Casanueva, ha explicado que Marta había tenido una relación de un mes y medio con Carcaño y que ella misma “no tenía buen concepto de Miguel porque su hija volvía a casa triste y enfadada”.