X
JAQUE A LA CULTURA >

Los recortes autonómicos se concretarán en 12,6 millones menos para promoción cultural

   

S. T. | Santa Cruz de Tenerife

Los presupuestos generales de la comunidad autónoma para 2012, presentados este lunes en el Parlamento de Canarias para su tramitación, contemplan un recorte del 30% en las partidas económicas de los departamentos de Cultura y Deportes, según explicó el propio consejero regional de Economía, Hacienda y Seguridad, Javier González Ortiz. Así, de un total de 31 millones de euros, 21 se destinarán específicamente a Cultura, y de esa cifra, la tan anunciada rebaja superior al 60% se va a concretar en el dinero que sufragará la promoción cultural, que de una cantidad cercana a los 20 millones de euros en el presente año, pasa ahora a sólo 7,4 millones, esto es, 12,6 millones de euros menos.

Pese a este reajuste a la baja, González Ortiz aseveró que con estas partidas se mantendrán todas las salas de teatro y artes plásticas, así como las bibliotecas. De igual modo, indicó que también será posible desarrollar programas que potencien la igualdad de oportunidades en el ámbito cultural, como los que tienen que ver con la movilidad de los creadores de las Islas.

Nada más conocerse el anuncio de este recorte, a partir de las declaraciones del propio Alberto Delgado, viceconsejero regional de Cultura y Deportes, formuladas a este periódico hace algo más de una semana, no tardaron en escucharse las críticas de una amplia representación del sector cultural del Archipiélago.

El mismo viernes, el gabinete de crisis del sector, creado en el Archipiélago como manifestación de rechazo al proyecto de presupuestos generales para 2012 y, más en concreto, al tijeretazo que ha sufrido la partida destinada a la Viceconsejería de Cultura y Deportes, celebró una rueda de prensa en el Círculo de Bellas Artes de Tenerife que contó con las intervenciones, entre otros, de la gestora cultural Vicky Bastos; del presidente de Réplica, Asociación de Empresas de Artes Escénicas de Canarias, Ricardo del Castillo; de los cineastas David Baute y Teodoro Ríos; del director de Rider Producciones, Martín Rivero, y de los músicos Polo Ortí y Benito Cabrera.

Todos ellos subrayaron que con esta medida se certificaba una “sentencia de muerte” para el sector y reclamaron mayor sensibilidad a los miembros del pacto de gobierno (CC y PSOE) para un ámbito del que dependen más de 16.000 empleos.