X
aurelio abreu >

Más Europa, siempre > Aurelio Abreu

   

La delegación española del Grupo de la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo ha celebrado por todo el país una serie de jornadas muy necesarias en el actual contexto. Bajo el título ‘Más Europa contra la crisis: la Unión Europea que necesitamos’, diversos ponentes, moderados por el portavoz del Grupo Socialista en el EuroParlamento, el canario Juan Fernando López Aguilar, han ido reflexionando sobre el papel de la Unión en este tiempo de crisis. Y la conclusión es inequívoca: lo que hace falta es más Europa, y más unión.

Y me atrevo a añadir que no sólo en tiempos de crisis, sino también en las épocas en las que la situación mejore para todos, reforzar una política europea común y solidaria nos vacunará contra crisis futuras. Europa es una buena idea que necesita defensores aguerridos, ciudadanos que tengan la convicción de que la Unión Europea es un adelanto histórico de primer nivel. Se creó después de una guerra devastadora que dejó el continente roto, dividido y misérrimo, y las cotas de desarrollo que todos los países miembros han ido alcanzando (incluida, por supuesto, España, tras su adhesión en 1986) se deben en buena medida al trabajo conjunto de los europeos.

A menudo, a los canarios nos ha parecido que Europa queda lejos, pero no es así. Europa queda muy cerca de nuestra vida cotidiana, y su implicación, fortísima en el aspecto de financiación, para el desarrollo socioeconómico de las Islas nos ha permitido dar un salto espectacular en la calidad de vida de los ciudadanos. Por eso, Europa tiene que importarnos, y tenemos que ser conscientes de lo cerca que sus regulaciones y directivas están de la cotidianidad de todos. Estamos viendo continuamente en los informativos, que ante la más que delicada situación de Grecia, una Europa unida, coordinada y fuerte aparece como la solución más racional, no sólo para evitar la catástrofe que supondría una quiebra griega, sino el contagio que le seguiría a otros países, acosados por la crisis de la deuda y por la debilidad del crecimiento económico. Las diferentes piezas que conforman el puzzle europeo deben entender que, para ver el cuadro completo, deben ajustarse en su lugar. Sólo la unidad de las piezas da sentido al conjunto. Además, una Europa sólida es la mejor garantía que tienen los ciudadanos para saber que la salida de la crisis se hará respetando los derechos sociales de los ciudadanos y los trabajadores, que son quienes verdaderamente sufren los efectos de una crisis que no han provocado, y que necesitan que las administraciones, a todos los niveles, protejan los derechos que les asisten.

Personalmente, celebro que la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas del Parlamento Europeo esté promoviendo por toda España este sano debate sobre el papel de Europa en la crisis y en el contexto nuevo que surja de ella. La sociedad debe implicarse en esta reflexión y saber que, cuando Europa es fuerte, todos los somos.

Aurelio Abreu es Vicepresidente segundo y consejero de Bienestar, Sanidad y Dependencia del Cabildo de Tenerife