X
Análisis >

Mi jefe es un inútil > Enrique Ateilza Molet

   

Quien no lo haya dicho alguna vez, que tire la primera piedra. Todos hemos tenido esa satisfacción. Aunque sea frustrante, al mismo tiempo alimenta el ego pensar que puedes superar al que manda. La cuestión es la duración de la inutilidad. Una cosa es un jefe inútil temporal y otra muy distinta un jefe inútil sistémico (que tanto se lleva ahora). De hecho, la principal causa de rotación no deseada en las empresas es la inhabilidad del jefe para mantener el talento. Por lo que parece, no nos distinguimos mucho de los niveles mundiales (vaya consuelo). Será la globalización.

De acuerdo a una encuesta de Monster, el 66% de los encuestados piensa que podría desempeñar el puesto de su jefe mejor que éste. En España, el porcentaje baja al 58%. Pero no se engañe, no somos mejores, solo es que existe un nivel de crítica inferior. Quizás por eso, por pensar que podemos hacer bien el trabajo del jefe, no tenemos miedo al despido.

Acaba de publicar Randstad un estudio sobre el miedo a perder el puesto de trabajo. El resultado en España: 29% de la muestra tiene miedo a perder su puesto. ¿Les parece alto? A mí me lo pareció inicialmente. Sin embargo, no, no es alto, es significativamente bajo. En el resto de la UE el miedo a perder el puesto tiene una ratio cercana a 3 veces el índice de desempleo. Por pura deducción podemos considerar que a nuestro país debía de corresponderle un miedo del 75% aproximadamente. Sigamos deduciendo. ¿Por qué será que tenemos menos miedo que el resto? ¿Será porque existe algo que nos infunde seguridad? Aciertan ustedes, el “algo” es el sistema de trabajo. A priori, puede parecer bueno tener un sistema que nos reduce el miedo; sin embargo, las comparativas, aunque odiosas, nos quitan la razón. Según el Informe Global de Competitividad 2011-2012, que acaba de publicar el Foro Económico de Davos, España ocupa el puesto 119 en el ranking de eficiencia del mercado laboral de un total de 140 países. Lo más dramático de todo, y seguimos con estadísticas, es que el 50% de los empleados está en desacuerdo con su retribución y un 37% piensa seriamente en dejar su empresa. Parece que todavía no nos damos cuenta de la que está cayendo.

* Socio Dream Team Executive Search