X
PORTAVOZ DE CC EN EL AYUNTAMIENTO DE CANDELARIA >

Nazaret Díaz: “Una deuda financiera de 17 millones habla a las claras de una gestión nefasta”

   

NORBERTO CHIJEB | Candelaria

Nazaret Díaz. / DA

Nazaret Díaz es desde el 22-M el nuevo rostro de Coalición Canaria en el Ayuntamiento de Candelaria. Se estrena como concejal, pero tiene un amplio bagaje como funcionaria del Cabildo y ya ha dado muestras que se mueve como pez en el agua dentro de la administración.

-Candelaria fue durante mucho tiempo territorio de CC. Sin embargo, fue dejar gobernar a Gumersindo García y no tocar poder en los últimos diez años. ¿A qué ha sido debido?

“No es Gumersindo García quien entró a gobernar, fue el partido socialista con un equipo. Yo le recuerdo que la primera vez que el señor García gobernó en el Ayuntamiento de Candelaria fue a través de una moción de censura descabalgando al entonces alcalde de Candelaria, Antonio Hernández. En aquel momento, el PSOE apoyó a un tránsfuga de Coalición Canaria. De cualquier modo, la alternancia en política, en democracia, es saludable. Como también es saludable que se le permita a la oposición la labor fiscalizadora, y el acceso a la documentación e información, cosa que en estos diez años ha sido imposible”.

-¿Está satisfecha con las cinco actas que sacó CC el 22-M?

“Evidentemente que sí. Hemos sacado casi mil votos más. Esperábamos un mejor resultado, el PSOE se desmoronó y el resto de los partidos subimos. También fue gratificante ver cómo el pueblo de Candelaria nos dio su confianza al Cabildo y Parlamento ya que fuimos la primera fuerza mas votada con diferencia. Quiere decir que tenemos un electorado nacionalista suficiente para poder ganar unas elecciones en Candelaria que estoy segura que se producirá en el 2015”.

-¿Considera beneficioso o perjudicial la presencia de Sí se puede en el Consistorio?

“Muy beneficioso. El que diferentes grupos políticos formen parte del Consistorio refuerza la democracia y la participación ciudadana”.

-Usted conoce bien la administración por dentro. ¿No cree que tienen los ayuntamientos que hacer frente a demasiadas competencias que son más de tipo supramunicipal?

“Estoy totalmente de acuerdo con mancomunar algunos servicios para que la administración actúe con una mayor eficacia y eficiencia en la gestión, pero no se ha producido el diálogo necesario para que se pueda llevar a cabo y que sea una realidad. Servicios como recogida de basuras, cultura, gestión de servicios públicos y algunos más podrían ser mancomunados. Además se podrían acceder a subvenciones y ayudas de la Unión Europea. La única vez que esto sucedió fue cuando gobernaba Coalición Canaria en Candelaria que se impulsó el proyecto Arse”.

-Desde el grupo de Gobierno se dice que el endeudamiento del Ayuntamiento está en los parámetros permitidos. ¿Sabe usted en realidad cuánto se debe?

“Aún no hemos tenido acceso a la última liquidación presupuestaria, pero según nos indicó el concejal responsable, sigue siendo de resultado negativa, es decir, que los gastos superan a los ingresos. Esto significa, por un lado, que el Plan de Saneamiento que se aprobó en el 2010 con la intención de corregir este resultado, no ha servido para nada, y por otro lado, que se mantiene el problema de la falta de liquidez para hacer frente a futuros gastos e inversiones. Hay que recordar que llevamos con resultados negativos desde el año 2006, y que la deuda financiera supera los 17 millones de euros. Aquí se demuestra que la gestión ha sido nefasta”.

-Con esa deuda es imposible poner en práctica el PGO en los próximos cuatro años…

“Desde luego. Ya en el pasado presupuesto aprobado en el 2010 -porque hay que recordar que no se aprobó presupuesto para el 2011, sino que se prorrogó el anterior-, pues como decía, en el anexo de inversiones, no se recogían obras. Ha sido gracias a otras administraciones, que se ha podido desarrollar alguna inversión municipal. Por ejemplo, todas las obras de saneamiento del caso, el polideportivo de Punta Larga, los parques infantiles, y otros, han sido financiadas por el Cabildo. Obras como el polideportivo de Llano de la Rosa en Barranco Hondo, la plaza de Araya y el CERI, entre otras, han sido financiadas con el Plan E, no con dinero municipal, y la pregunta que nos hacemos muchos es ¿en qué se invierte el dinero recaudado de nuestros impuestos?”.

-¿Para usted cuál es la prioridad fundamental que debe tener ahora mismo el Ayuntamiento de Candelaria?

“El empleo. Pero con un estudio profundo de las fortalezas y oportunidades de nuestro municipio, y donde prime el principio de igualdad. No es posible que veamos el espectáculo bochornoso de que a quince días de las elecciones hayan llamado a padres de familia ofreciéndoles trabajo y que ahora, después de que pasó el furor de la campaña, les estén llegando las cartas de finalización de contratos. Esto tiene que acabar, y el empleo no se puede politizar. Nosotros hemos llevado en nuestro programa un plan de choque para dinamizar el empleo. Lo intentaremos hacer desde la oposición. Cuando hablamos de empleo, hay que tener presente que una administración local no puede contratar directamente, pero sí puede poner en marcha acciones que incentiven y favorezcan las condiciones para que se genere actividad comercial. Además, hace falta una buena política de calidad de los servicios y es grave que, por ejemplo, se haga alarde de lo importante que es el turismo y la oficina de información esté cerrada en horario de tarde y los fines de semana. Por eso, yo digo menos demagogia y mas efectividad”.

-Me gustaría que me dejara claro, ante las versiones distintas que he oído en su propio partido, su opinión sobre qué hacer con la central eléctrica del barrio de Las Caletillas.

“Me alegro de que me haga esta pregunta porque, a diferencia del grupo socialista, nuestra postura siempre ha sido muy clara y contundente, a pesar del intento de manipular nuestra postura, hasta el punto de sacarlo en su propio programa electoral del PSOE en las pasadas elecciones. Desde CC, siempre se ha defendido y defenderá, que la central debe desaparecer, pero fuera del municipio de Candelaria. No estamos a favor de ningún traslado, como quiere dar a entender el señor García Trujillo, porque eso sería trasladar el problema. Lo que es inadmisible, es la manipulación que se ha hecho con este asunto, y la postura del alcalde, que mientras convocaba una manifestación en contra de la central, se reunía con el viceconsejero de Industria, para hablar sobre la nueva ubicación de la central de ciclo combinado, a cambio de la cesión de todo el espacio de la costa”.

-¿Y qué hacemos con Cho Vito, playa La Viuda y Bajo La Cuesta?

“Pues hay que hacer lo que le corresponde a un dirigente municipal, estar en todo momento con los vecinos, y tener un talante más negociador y dejar de echar las culpas a otros. En este asunto se necesita el apoyo unánime de todas las fuerzas políticas y de todas las administraciones públicas, para hacer frente a una competencia estatal. Las costas no son ni del Cabildo, ni del Gobierno de Canarias. Es de una ley a nivel del Estado que no se ajusta a las necesidades y a la forma de vivir que hemos tenido en nuestras Islas y que está generando graves problemas a nivel social”.

-¿Qué futuro le ve a Candelaria?

“Candelaria es un municipio con muchas oportunidades y fortalezas. También tiene amenazas y debilidades, por lo que el alcalde deberá dialogar mucho con todas las fuerzas políticas. Yo extraño que no reúna a los portavoces para debatir sobre los temas más importantes que afectan a Candelaria, pero el diálogo brilla por su ausencia. Esperemos que entre todos, apostemos porque el municipio sea cada día mas próspero y sostenible”.

-¿Y el suyo?

“Mi futuro está lleno de trabajo. Siempre compaginando con lo que es fundamental para mí, la familia y disfrutar de los ratitos cotidianos de la vida. Si uno es feliz a nivel personal, esta alegría por la vida se refleja en el trabajo y en las cosas que uno hace. Por eso, mi futuro será el que poco a poco me vaya labrando con mi trabajo y con mi dedicación”.