X
economía >

Philips recortará 4.500 empleos tras caer un 85% su beneficio trimestral

   

EUROPA PRESS | Amsterdam

El empresa holandesa de electrónica de consumo e iluminación Royal Philips Electronics recortará 4.500 empleos en todo el mundo, 1.400 de ellos en Holanda, en el marco de un plan de reducción de costes que le permitirá ahorrar de manera global 800 millones de euros, según ha informado este lunes la multinacional, que sufrió un retroceso del 85,8% en sus ganancias del tercer trimestre, que disminuyeron hasta 74 millones.

Philips, que ya había adelantado el pasado mes de junio sus planes de acometer una profunda reestructuración tras las pérdidas registradas en el segundo trimestre, cuenta actualmente con 120.582 trabajadores en todo el mundo, de los que en torno a 800 empleados corresponden a su filial española.

En este sentido, fuentes de Philips en España señalaron a Europa Press que, de momento, desconocen cómo van a afectar estos recortes al país, ya que la multinacional por ahora sólo ha precisado que suprimirá 1.400 puestos de trabajo en Países Bajos, aunque prevén que en las próximas semanas se pueda conocer información más precisa al respecto.

De este modo, Philips acomete su mayor reestructuración de plantilla en los dos últimos años, después de que en 2009 anunciara la supresión de 6.000 puestos de trabajo en todo el mundo.

El anuncio de esta nueva ronda de recortes de empleo se hizo público después de que Philips presentara un beneficio neto atribuido en el tercer trimestre de 2011 de 74 millones de euros, lo que supone una caída del 85,8% respecto a los 524 millones de euros del mismo periodo del año anterior.

Las ventas de la compañía alcanzaron en el tercer trimestre los 5.394 millones de euros, un 1,2% menos que en el mismo periodo de 2010, en tanto que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 368 millones de euros, con un descenso del 43,1% en relación al tercer trimestre del año pasado.

De este modo, en los nueve primeros meses del año la multinacional holandesa registró pérdidas por importe atribuido de 1.133 millones de euros, en contraste con las ganancias de 983 millones del mismo periodo de 2010, mientras su cifra de negocio se mantuvo estable en 15.867 millones.

“No estamos aún satisfechos con nuestros resultados fiscales debido a los desafíos económicos en curso, especialmente en Europa, así como por cuestiones y riesgos operativos”, afirmó el consejero delegado de Philips, Frans Van Houten, quien reconoció que la compañía “no espera una mejora material de su evolución en el corto plazo”, aunque espera que las decisiones adoptadas permitan cumplir los objetivos fijados para 2013.

En este sentido, la empresa holandesa confirmó sus objetivos a medio plazo de mejorar entre un 4% y un 6% de cara a 2013 sus ventas, así como incrementar entre un 10% y un 12% su Ebita.

Creará una alianza con TPV en el negocio de televisores

Por otro lado, Van Houten apuntó que las negociaciones encaminadas a escindir su negocio de televisores mediante la creación de una sociedad conjunta con la hongkonesa TPV son “intensas y constructivas”, aunque admitió que están prolongándose “más tiempo del previsto”.

En este sentido, el máximo ejecutivo de la multinacional holandesa indicó que “ante la eventualidad de que no pudiera alcanzarse un acuerdo definitivo, Philips tomará en consideración opciones alternativas”.