X
MEGÁFONO > SAN ANTONIO

Piden a gritos el polideportivo

   

Las obras en este recinto deportivo portuense se interrumpieron tras la quiebra de la subcontrata que realizaba los trabajos. / MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | Puerto de la Cruz

Los vecinos del barrio de San Antonio en Puerto de la Cruz llevan más de cinco meses denunciando el lamentable estado del polideportivo municipal. Impracticable para cualquier actividad, este punto de encuentro para jóvenes y mayores, permanece en el letargo más profundo, tras la paralización de las obras en marzo de este año.
La Asociación de Vecinos Jeriguilla, a través de su vocal, Dionisio Rodríguez Martín, explica a este periódico la importancia que supone el polideportivo para la cohesión social del barrio. “Llevamos todos los vecinos luchando durante varios meses, incluso realizamos una recogida de firmas, y hasta el momento no hemos recibido contestación alguna por parte del Ayuntamiento. Las obras, parece ser, que terminaron debido a que la subcontrata quebró”. Para Rodríguez, esta instalación deportiva supone “una referencia para los jóvenes”, además de un “punto de encuentro” donde confluyen todos los vecinos del barrio.

Ante el “pasotismo” del Ayuntamiento portuense, Hernández, subraya que “volveremos a enviar nuevamente las firmas al registro, esperando una contestación”.

Esta asociación, fundada en época del antiguo alcalde portuense Francisco Afonso Carrillo, sigue trabajando por la mejora de las condiciones de San Antonio. Otro de los problemas a los que se enfrenta el barrio es, según los vecinos, el alumbrado y el asfaltado de parte de las vías. En este sentido, Hernández, reclama que la farola caída hace más de un año debido al temporal de viento y lluvia que azotó la ciudad portuense “no se haya repuesto, y en cambio, lo que hicieron fue cortarla y dejar sin luz, a esta zona comprendida entre la esquina de la calle Rosales y el camino San Antonio”.

Éxito popular

Los residentes en San Antonio consiguieron en septiembre de este año un éxito vecinal sin precedentes en la zona. En el año 2002 se colocó en el hotel Acuario, situado en este barrio portuense, una antena de telefonía móvil, que a la postre sería el foco de las quejas de los vecinos. Conscientes de los efectos nocivos para salud que suponía la cercanía de esta antena en las viviendas del barrio, decidieron, en el año 2007, manifestarse y recoger firmas para la retirada de esta antena de telefonía móvil. Una intensa lucha diaria con concentraciones y manifestaciones dieron sus frutos en septiembre de este año, con la retirada definitiva de esta antena.

Para todos los vecinos, este hecho supuso el reconocimiento de la unidad vecinal y la posibilidad de conseguir objetivos comunes que beneficiarían a todo el barrio. Para Hernández, esta acontecimiento supuso un “éxito de todos los residentes de San Antonio”. Por otra parte, Dionisio Hernández resalta la actividad de este núcleo, recordando que “incluso, el antiguo festival Mueca, realizó actividades en el barrio, de ahí el impulso cultural que desde siempre ha querido desarrollar la Asociación de Vecinos Jeriguilla.