X
eta >

Piden ocho años a los tres etarras que trajeron de Francia una furgoneta con explosivos

   

EFE | Madrid

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pedirá 8 años de cárcel para el jefe del “comando Vizcaya” de ETA Arkaitz Goikoetxea y los miembros Aitor Cotano e Íñigo Gutiérrez, acusados de introducir en enero de 2008 una furgoneta cargada de explosivos desde Francia a España para ser utilizados en atentados.

En el juicio, que se celebrará el próximo jueves ante la sección tercera de la Sala de lo Penal de este tribunal, el fiscal Jesús Alonso imputará un delito de depósito de explosivos a Goikoetxea, Cotano y Gutiérrez, que ya han sido condenados por la Audiencia Nacional a 22, 16 y 14 años de prisión, respectivamente.

Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, Goikoetxea y Jurdan Martitegui, que se encuentra preso en Francia, ambos miembros liberados de ETA, constituyeron el grupo operativo llamado “Askatasuna Haizea” y tenían como misión la introducción y almacenamiento en España de material explosivo necesario para cometer atentados.

Este grupo contaba con un talde denominado “Hegoa” formado por Cotano y Gutiérrez que participaban, según la Fiscalía, en las actuaciones terroristas de los liberados y les ofrecían cobertura logística, de modo que el segundo de ellos ofreció hospedaje en su vivienda de Ezcaray (La Rioja) a Goikoetxea.

Ambos transportaron explosivos y material desde Francia a España, y, en concreto, en enero de 2008 Gutiérrez hizo de lanzadera, mientras Cotano condujo una furgoneta que les había entregado ETA en una localidad cercana a Lourdes (Francia) cargada de bidones y en la que se cargó además un bidón de cerveza con explosivos que fue hallado el 31 de enero en Getxo (Vizcaya).

La Policía Local de Getxo comunicó el hallazgo a la Ertzaintza, que comprobó que el artefacto contenía 30 kilos de amonal, que se encontraba montado a falta del detonador y del sistema de iniciación, y que se trataba de un artefacto de gran potencia.

Los miembros del grupo se comunicaban mediante un sistema de “buzones”, resalta la fiscal, que señala que el “complejo Vizcaya” de ETA disponía de material explosivo en el piso de Ezcaray y en varios zulos.

Por otra parte, la Audiencia Nacional juzga desde el próximo miércoles a nueve presuntos miembros de la organización juvenil ilegalizada Segi acusados de formar un grupo dedicado a la violencia callejera en Barañain (Navarra), para quienes la Fiscalía pide penas de entre ocho y diez años de prisión por pertenencia a ETA.

En concreto, el fiscal reclama diez años de cárcel para Maider Caminos, mientras que pide ocho años para el resto de acusados: Luis Goñi, Xabier Sagardoy, Aritz Azcona, Mikel Jiménez, Alberto López Iborra, Maitane Intxaurraga, Amaia Legarra y Noe López Albizu.