X
redada contra el crimen organizado > reacciones

Playa Paraíso, tranquila tras el golpe a la mafia

   

VICENTE PÉREZ | Adeje

Playa Paraíso, núcleo turístico adejero situado entre Llano del Camello y Callo Salvaje, es uno de los lugares que eligió para sus negocios inmobiliarios el clan de la Camorra Nuvoletta-Polverino, al que la Fiscalía contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada siguió la pista hasta Tenerife en una operación, denominada Pozzaro, que se ha saldado esta semana con la detención de 13 personas por supuesto blanqueo de capitales.

En el aparthotel Marina Palace and Spa, ubicada en esta zona del turística, se mascaba ayer una tensa normalidad después de que el martes el Cuerpo Nacional de Policía practicara registros en sus instalaciones y decomisara coches de alta gama.

Este complejo residencial es de las primeras construcciones que se encuentran en esta urbanización entrando por su lado más al sur, o las últimas si se accede viniendo desde Fañabé.

Con un entorno un tanto descuidado en algunas zonas, en este establecimiento ayer era un día aparentemente normal, con los inquilinos y propietarios de los apartamentos haciendo su vida cotidiana o pasando sus vacaciones, tras la sorpresa que se llevaron algunos el martes por la presencia de los agentes.

“Me sorprendió el operativo policial, pero no sé nada más; la verdad es que me gusta este lugar y seguiré viviendo, lo ocurrido no va alterar mis planes”, afirma una pareja de extranjeros, de vacaciones, y que prefirió guardar el anonimato, como todas las demás personas consultadas por este diario en la zona.

En las proximidades del Marina Palace unos italianos comentaban los registros policiales, y uno de ellos se quejaba a otro de que los agentes habían estropeado la cerradura de un apartamento, motivando las quejas de los inquilinos.

En los alrededores apenas hay comercios, salvo un disco bar y una peluquería, y a unos cientos metros un hotel de una conocida firma, y, mayor distancia un gran edificio en construcción cuyas obras aparentan llevar paralizadas mucho tiempo.

“No sé nada, vi el otro día los coches de la policía nacional, y lo que he he visto en las noticias de televisión”, comentó discretamente un empleado de un bar de Playa Paraíso, quien confesó que se sintió “sorprendido” e “impresionado” por el hecho de que se esté hablando de una organización de esta mafia, casi legendaria, afincada en Tenerife.

Otro turista italiano que paseaba por la zona y se aloja en Playa Paraíso también muestra su sorpresa por lo que ha leído en la prensa, pero subraya que ha venido varias veces a Tenerife y no cree que sea un destino inseguro, pues considera que la delincuencia organizada está en casi todos los rincones donde se mueve mucho dinero, como es el caso de Sur tinerfeño.

En esta línea, un inquilino del Marina Palace dijo estar “encantado del sitio, tanto de la zona en general como del aparthotel y de su personal”, y declinó hacer ningún comentario sobre la operación policial.

Este complejo residencial, que se encuentra en la calle El Horno, tiene una categoría de tres estrellas y ofrece servicios como limusina, spa, supermercado, canchas deportivas, gimnasio, jacuzzi o piscina climatizada, según se anuncia en las webs de agencias de viajes.

En el acceso a Playa Paraíso, el Cuerpo Nacional de Policía también registró el restaurante Mamounia, e hizo también lo propio con el Balcón del Atlántico (en Torviscas Alto), Islas Village (San Eugenio Alto) y Maraverde (Torviscas Bajo).