X
parques nacionales >

Reclaman cazar en Parques Nacionales sin más restricciones que las de la Ley de Caza

   


EUROPA PRESS
| Madrid

La Real Federación Española de Caza (RFEC) ha presentado alegaciones al borrador del Plan Director de Parques Nacionales en las que reclama que se pueda cazar en esto enclaves sin más restricciones que las propias de la Ley de Caza y los planes técnicos de caza.

Concretamente, la RFEC solicita que se elimine del nuevo Plan Director de la Red de Parques Nacionales la prohibición de caza deportiva y comercial y que estas sean autorizadas en los términos de la legislación de caza y los planes técnicos respectivos.

El borrador establece en su apartado b.3 que “con carácter general, la caza y la pesca, como actividades recreativas o como aprovechamiento de animales silvestres se consideran, en la Ley 5/2007, incompatibles con los objetivos y finalidades de un Parque Nacional por las repercusiones que tienen sobre los procesos naturales y por su impacto sobre el uso público. No obstante, por necesidades de control de poblaciones, y con carácter excepcional, se podrá autorizar, en condiciones estrictamente controladas, y cuando no exista otra solución satisfactoria, el empleo de artes cinegéticas o piscícolas que no produzcan efectos negativos en el medio ambiente”.

Este es el párrafo que los cazadores aspiran a que sea eliminado puesto que entiende que la caza en los Parques Nacionales “debe practicarse sin más limitaciones que las contempladas en la legislación de caza y conforme a los correspondientes Planes Técnicos de Caza” porque, a su juicio, “no existe ninguna otra alternativa” para controlar las poblaciones de especies cinegéticas.

Además, destaca que la caza en estos espacios naturales protegidos se viene practicando y se seguirá practicando, aunque sea por parte de los guardas o agentes forestales del medio ambiente. Por eso, estima que esa misma caza para controlar poblaciones se puede realizar “con mejores resultados” por los cazadores y, precisamente, de esta manera se realizaría sin coste alguno para las administraciones públicas, ya que generaría ingresos por parte de los cazadores, de los permisos, las autorizaciones, las matrículas, la gestión de acotados, entre otros.

Por este motivo, explican que en su I Congreso Caza y Desarrollo Natural celebrado recientemente en septiembre, los cazadores han manifestado que en época de crisis “no es despreciable” la importancia de la caza como “motor” de la actividad económica y de creación de puestos de trabajo en las zonas rurales en las que se ubican los Parques Nacionales con posibilidades cinegéticas, al tiempo que añaden que “tampoco es despreciable” el ahorro que supone eliminar la indemnización por la prohibición de la caza en terrenos de titularidad privada.

Asimismo, insisten en que, a su juicio, es “evidente” que los cazadores y titulares de cotos de caza que se encuentren en el entorno o en le interior de los Parques Nacionales “no deben ser de peor condición que los que se hallen en otros lugares”.

Finalmente, esgrimen que es “notorio” que la acción cinegética, tanto desde el punto de vista material como desde la formulación legal, “no distingue entre caza deportiva y caza comercial”, ya que en ambos casos consiste en capturar especies de caza vivas o muertas y los efectos sobre el medio ambiente son los mismos.