X
CD TENERIFE > LA ACTUALIDAD

Regreso a los orígenes

   

Antonio Calderón, entrenador del CD Tenerife, durante un partido de esta temporada. / DA

MARTÍN TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

Una semana más, y ya son unas cuantas, Antonio Calderón volverá a cambiar el dibujo táctico de su equipo. El 4-3-3 fracasó ante el Real Madrid Castilla y en la primera parte del partido que se jugó en La Roda, por lo que el preparador gaditano recuperará su 4-4-2, o sea, la idea con la que el equipo comenzó la temporada jugando.

Durante el entrenamiento de ayer, celebrado en las instalaciones del Heliodoro Rodríguez López, el míster probó con el hipotético once inicial que pondría en liza el domingo frente al Rayo Vallecano B. En esa formación estaría presente el delantero valenciano Jorge Perona, que fue suplente el domingo ante el equipo manchego, pero que revolucionó a su equipo cuando entró al campo en la segunda mitad. Mantendría su puesto Tarantino, que fue sustituido en el último partido y se especulaba con la posibilidad de que Meji volviera a recuperar un puesto en el equipo. Tampoco saldrían Chechu Flores, Ezequiel Luna y Álvaro Zazo.

En el entrenamiento estuvo presente el director deportivo Pedro Cordero, que no perdió de vista las pruebas que sigue haciendo el técnico.

En la sesión participaron los canteranos Alberto, Jairo y Sandro, todos ellos del equipo filial. Además, tanto Sicilia, Jesús Álvaro como Rosquete se ejercitaron al margen del grupo. Los blanquiazules regresarán al trabajo hoy. Posteriormente, Calderón ofrecerá la rueda de prensa previa al duelo del domingo.

Calderón y Sergio discutieron

Antonio Calderón y Sergio Aragoneses protagonizaron la nota discordante durante la sesión de entrenamiento de ayer. Técnico y portero discutieron durante un ejercicio, en el que el preparador consideró que el cancerbero no lo había realizado correctamente. Decidió entonces sustituirle por el portero del filial, Roberto.

Sergio se quitó los guantes y se marchó sin hacer ruido, sin montar un espectáculo. Saludó a Edu Moya, exjugador del Tenerife que está entrenando con el Tenerife B, y luego se fue a los vestuarios sin que hubiese acabado la jornada de trabajo. Tras este pequeño incidente, el gaditano prosiguió y explicó, pizarra en mano, a sus jugadores la manera de enfrentarse el domingo al Rayo Vallecano B.