X
crisis volcánica >

Regreso definitivo a La Restinga

   

Juan Manuel Santana y María del Carmen Morales, durante la rueda de prensa tras la reunión ayer tarde del Pevolca, en Valverde. / FRAN PALLERO

NICOLÁS DORTA (ENVIADO ESPECIAL) | Valverde

El Hierro está volviendo poco a poco a la normalidad. Los vecinos de La Restinga podrán regresar por fin a sus casas y pernoctar en ellas a partir de las 08.00 de la mañana de este viernes, como consecuencia de la disminución de la actividad sísmica y volcánica. Siempre habrá un retén de vigilancia 24 horas, con transporte colectivo preparado para si hay que evacuar a la población y los niños seguirán de momento en el colegio de El Pinar. Así lo informó Juan Manuel Santana, director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias en una rueda de prensa, a la que asistieron igualmente el presidente del Cabildo de El Hierro, Alpidio Armas; la investigadora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) Carmen López, y la consejera de Seguridad del Cabildo herreño, María del Carmen Morales.

Santana, igualmente, adelantó que el túnel de Los Roquillos ha quedado abierto en horario diurno, de 8.00 a 20.00 horas, para todo los vehículos que lo precisen. Estas dos medidas, a su juicio, significan que la isla está tomando paulatinamente la normalidad aunque “el semáforo sigue en rojo, la fase es de emergencia y el nivel sigue siendo el 1 puesto que la erupción no hay terminado”, dijo. La señal de tremor continúa y esto significa que hay actividad volcánica, indicó Santana. Para que el semáforo cambie de color “debe terminar la erupción”, comentó el director general de Seguridad.

En función de la sismicidad de los próximos días, “posiblemente se permitirá en horario nocturno”. Con respecto a las personas que habían sido evacuadas en la zona de Frontera hoy habrá una comisión de técnicos del Cabildo y Gobierno para decidir si pueden volver. Sobre la malla protectora en la ladera de la boca de Frontera, la consejera de Seguridad afirmó que en diez días podrá estar lista.

Santana comentó que el vehículo para medir la calidad ambiental seguirá instalado en La Restinga y los registros han indicado un “nivel normal, e incluso por debajo del establecido”, añadió.

Sobre las consecuencias de la mancha que ha dejado el volcán en la costa herreño, Alpidio Armas ratificó que efectivamente es una “catástrofe ecológica” y que podría afectar hasta un 80 % de la Isla. De todas formas, no se sabe con certeza cuando los pescadores de La Restinga podrán volver a su trabajo. Se habla de un año como mínimo. No obstante, “habrá que esperar” las mediciones científicas y los estudios para determinar y valorar las consecuencias con más exactitud, coincidieron los presentes.