X
ARONA >

Reverón reprocha a Costas su lentitud con Los Tarajales

   

Vista del litoral de Los Tarajales, que lleva diez años a la espera de una actuación de regeneración. / DA

VICENTE PÉREZ | ARONA

El proyecto de la nueva playa y paseo marítimo de Los Tarajales, en Arona, sigue en el trámite de evaluación de impacto medioambiental, diez años después de que se comenzara a tramitar y tras la modificación de la propuesta original para intentar que se minimizara sus efectos en la dinámica de corrientes de la playa de Los Cristianos.

El proyecto se encuentra remitido por la Dirección General de Costa y de la Sostenibilidad al Cabildo y al Gobierno canario para recabar sendos informes, determinantes para que el Ministerio de Medio Ambiente pueda emitir una declaración de impacto favorable. Así lo explicó ayer el alcalde de Arona, José Alberto González Reverón, quien recientemente mantuvo una reunión con los responsables políticos y técnicos de la Demarcación de Costas, con quienes repasó los proyectos pendientes en el municipio. Reverón se mostró claramente insatisfecho con los resultados de la reunión, ya que Costas le había indicado que antes de este verano estaría la declaración de impacto ambiental, y además le dejaron claro que su presupuesto está muy diezmado por la crisis económica.

Elecciones

De ahí que el regidor municipal ya sólo confía en un cambio de personas o de partido en el Ministerio de Medio Ambiente tras las elecciones generales previstas para el 20 de noviembre. “Me da igual que gobierne en el Estado a partir de entonces el PSOE o el PP, lo que sí espero es que haya un cambio de mentalidad y de prioridades para sacar adelante la playa y el paseo de Los Tarajales, porque éste es un municipio turístico con una dimensión económica insular y no entiendo por qué se da prioridad a otras playas y no a esta”, manifestó el mandatario, de CC. Reverón abundó en que no comprende “por qué no se ha impulsado esta obra de manera decisiva, tras diez años de trámite, pues todo el futuro de Los Cristianos y de Arona como destino turístico, del que depende el pan de muchos tinerfeños, pasa por mejorar este litoral”. Una zona que ofrece una mala imagen al turista, con aceras deterioradas, muros viejos, construcciones abandonadas, y sensación de abandono en un sitio estratégico.

La obra prevista, según precisó el alcalde, consiste en una “actuación ejemplarizante, con una bahía regenerada desde Los Cristianos hasta Guaza, que no la tendría ni la bahía de Gijón”. La playa de Los Callaos, o de Los Hippies, junto a Montaña de Guaza, se respetaría, mejorando el entorno con señalética de madera y la repoblación de plantas autóctonas. Para ello será necesario expropiar cuatro casas y un edificio de apartamentos.