X
CANDELARIA >

Todos contentos con el cambio

   

La plaza del centro comercial Punta Larga, este sábado, con el mercadillo. | N. CH.

NORBERTO CHIJEB | Candelaria

Tal y como adelantó este periódico hace unos días, la estación de guaguas de Candelaria, que como tal apenas ha tenido utilidad -no dejaba de ser una parada más de Titsa- se convertirá a partir del 1 de noviembre en sede del Mercadillo del Agricultor, los sábados, domingos y festivos, sustituyendo al que hasta ahora se viene realizando en la plaza del centro comercial Punta Larga, a unos cien metros, en la misma rambla de los Menceyes, de donde se encuentra la estación.

Consultados varios agricultores, que ayer mismo vendían sus productos en el mercadillo del centro comercial, señalaban con agrado el próximo cambio porque “tendremos más espacio y mayor comodidad”, mientras que una señora reconocía que “así al menos no tendré que seguir comprando paraguas y más ahora que llegará, si llega, el invierno”. Los clientes también era de la misma opinión, si bien los encargados de las cafeterías de la plaza no veían con buen agrado el traslado, “porque este mercadillo le da vida a la zona”, aunque ese traslado sea apenas de unos cien metros.

Igual de satisfechos se han mostrado los conductores de Titsa, porque “así no tendremos que maniobrar para entrar en la estación, cuando en realidad hay una parada fuera”.

La definitiva cesión de la estación, que fue inaugurada en 2004, no se conoció hasta el pasado miércoles, cuando el Cabildo de Tenerife comunicó por escrito al Ayuntamiento que el 31 de octubre Titsa cesará sus actividades en las instalaciones. El alcalde, Gumersindo García explica que este comunicado del Cabildo confirma la información anticipada la pasada semana por el director insular de Movilidad, Manuel Ortega, y da respuesta a la solicitud planteada por el Ayuntamiento desde el 18 de marzo de 2010, en la que no sólo se planteaba la cesión o utilización de la estación de guaguas, sino también la ubicación en ella del Mercadillo del Agricultor.

El alcalde recuerda que la operatividad de la estación nunca ha ido más allá de los días comprendidos entre los lunes y los viernes, permaneciendo cerrada los fines de semana y festivos. En consecuencia, el Ayuntamiento solicitó la cesión del centro, con el fin de ampliar su utilidad y dar respuesta a las necesidades planteadas por los agricultores tanto de Candelaria como de Güímar y Arafo, y además poder “realizar en ella diferentes actividades municipales”, afirmó el alcalde.