X
SUCESOS >

Un incendio destruye una vivienda y obliga a desalojar cuatro casas próximas en Mogán

   

Imagen del incendio que tuvo lugar el domingo en Mogán. | EFE

DIARIO DE AVISOS | Las Palmas de Gran Canaria

Un incendio ha destruido este domingo una vivienda en el casco urbano de Mogán y también ha afectado a la parte alta del Centro Sociocultural de Mayores y a los techos de otras cuatro casas próximas, según ha informado a Efe el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 112.

Sobre las 17:26 horas una llamada ha alertado al CECOES de que en la calle San Antonio de Padua ardía una vivienda antigua, de estructura de madera de tea, colindante al Centro Sociocultural de Mogán, por lo que el 112 ha activado de inmediato los recursos de emergencias necesarios.

Así, al lugar del incidente se han desplazado inicialmente dos camiones de bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria y, ante la virulencia del fuego, ha sido necesario un tercero con una cuba de 30.000 litros de agua, ya que las llamas se habían extendido a la parte alta de otras cinco edificaciones.

La Policía Local de Mogán también ha informado que después del inicio del fuego en la vivienda, que se extendió con rapidez porque la tea arde con gran facilidad, se escucharon varias detonaciones, posiblemente producidas por las explosiones de bombonas de butano, lo que ha provocado que se desplomara su techo.

También se desplazaron al lugar del incendio agentes de unidades de la Protección Civil de Mogán, Guardia Civil, Policía local y dos ambulancias de soporte vital básico del Servicio de Urgencias Canario.

El personal médico únicamente ha tenido que atender en la zona a la anciana de 90 años, quien presentaba síntomas de intoxicación por humo, y la ha trasladado posteriormente al Centro de Salud de Mogán.

En el momento de iniciarse el incendio sólo una de las seis edificaciones se encontraba habitada por un hombre, que no ha resultado afectado por el fuego y pudo abandonar su casa por su propio pie.

El aparatoso incendio, que no ha causado daños personales, se encuentra en estos momentos prácticamente apagado, aunque las unidades de bomberos y el dispositivo de emergencia continúan en la zona para evitar que las llamas puedan reavivarse.