X
juicio asesinato de marta del castillo >

Un testigo dice por sorpresa que Marta estaba con Cuco y no con Carcaño

   

EFE | Sevilla

Un testigo que había quedado con la joven asesinada Marta del Castillo ha revelado este martes por sorpresa que la víctima llegó en moto acompañada por el menor apodado El Cuco, y no por el asesino confeso, Miguel Carcaño.

El testigo Ángel Jesús R., que iba a mostrar a Marta unas reformas en el Cristo de Triana, ha afirmado que la joven le presentó a su acompañante como Cuco, y no como Carcaño.

Ante esta sorpresiva manifestación que no había hecho hasta ahora, el tribunal ha hecho un receso, tras el cual el testigo ha mirado a Carcaño y no lo ha identificado.

Otro testigo, la joven Cristina M.I. ha relatado que había quedado con Marta y le llamó al móvil a las 20.20 horas -momento en que estaba llegando al piso del presunto asesino- y le colgaron la llamada.

A la siguiente llamada, ha explicado, el móvil daba señal de estar apagado o fuera de cobertura.

El Cuco llega a la Audiencia con el pelo largo y ocultando su rostro

‘El Cuco’, que declara como testigo en el juicio por la violación y asesinato de la joven Marta del Castillo, ha llegado sobre las 10.10 horas a la Audiencia de Sevilla con el pelo largo y ocultando su rostro con gafas de sol y un pañuelo.

Ha llegado andando acompañado de su hermano tras bajarse de un coche y ha sorprendido a la multitud de periodistas que esperaban su llegada al lucir una melena rubia a media espalda.

‘El Cuco’, que ha sido absuelto por la violación y asesinato de Marta del Castillo en otro juicio celebrado aparte por su condición de menor en el momento de los hechos, está citado a las 10.30 horas para declarar como testigo.

Su abogado le ha dado libertad para decidir si declara hoy o se acoge a su derecho de no declarar.

Antes de su llegada, sobre las 08.40 horas han llegado en un coche de la policía los acusados Samuel Benítez, Francisco Javier Delgado y María García, mientras que el asesino confeso, Miguel Carcaño, ha llegado poco antes de las 10.00 horas en una furgoneta policial.