X

Un tribunal ruso condena a una maternidad a pagar más de 140.000 euros a dos familias cuyas hijas intercambió

   

EUROPA PRESS | Moscú

Un tribunal de la región de Cheliabinsk ha condenado a una maternidad a pagar tres millones de rubos (unos 70.000 euros) a cada una de los dos familias cuyas hijas intercambió accidentalmente hace doce años.

Las familias Beliayev e Iskanderov demandaron a la clínica y pidieron cinco millones de rublos cada una por daños morales. La justicia finalmente les ha dado la razón, pero ha rebajado la indemnización a tres millones, recoge la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

Las familias descubrieron el error accidentalmente tras doce años, cuando los Beliayev se divorciaron y el marido pidió una prueba de ADN para averiguar si era el padre de su hija. Sin embargo, el test de paternidad reveló que ni el padre ni la madre eran los progenitores biológicos de la niña y, tras una investigación policial, se descubrió que su verdadera hija había sido criada por los Iskanderov.

Una abogada de los demandantes, Natalia Shtreker, ha manifestado su satisfacción con la sentencia y ha asegurado que no van a apelarla. “Estamos contentos con el resultado y con el monto de la compensación. Creemos que es justo”, ha declarado.

Ahora las dos niñas están asimilando la noticia de que sus padres no son realmente sus padres biológicos. Éstos, por su parte, han manifestado su oposición a intercambiar ahora a sus hijas, especialmente teniendo en cuenta su distinta procedencia cultural. Los Beliayev han educado a su hija conforme a la tradición europea, mientras que los Iskanderov proceden de Tayikistán y profesan la religión musulmana.