X
tráfico aéreo >

Un vuelo de Ryanair regresa al aeropuerto al desprenderse una ventana sellada con cinta adhesiva

   

EUROPA PRESS | Madrid

Un vuelo de la aerolínea irlandesa Ryanair tuvo que regresar al aeropuerto de Stanted (Londres) después de que se desprendiera una ventana de la cabina que había sido sellada con cinta adhesiva, según informa este martes la prensa local.

Poco antes del despegue del Boeing 737-800 el pasado 29 de septiembre con 200 pasajeros a bordo, que partía del aeropuerto de Stansted (Londres, Inglaterra), hacia Riga (Letonia), el cristal de la cabina del piloto fue ‘reparado’ por el personal de tierra con cinta adhesiva.

La escena fue observada con incredulidad por varios pasajeros, según publica ‘The Sun’. Pese a la protesta de algunos pasajeros, el aparato de la compañía irlandesa despegó sin problemas. Sin embargo, apenas 20 minutos después, el vuelo fue suspendido y el avión tuvo que regresar a la pista tras ceder la cinta adhesiva de la ventanilla.

La Autoridad de Aviación Civil irlandesa (IAA por sus siglas en inglés), aseguró posteriormente al ‘Daily Mail’ que la cinta adhesiva había sido utilizada como precaución extra y para asegurar el sello de la ventana, que había dado avisos de inestabilidad en el vuelo precedente.

No obstante, los pilotos tomaron la decisión de volver a tierra cuando la cinta se soltó y empezó a hacer sonidos de aleteo.

“Nos mantuvieron en la oscuridad y estabamos aterrorizados. Pude ver a personas tapando la ventana con lo que parecía ser cinta aislante” señaló el pasajero del vuelo Anthony Neal al diario ‘The Sun”.

“Estábamos volando, entonces el piloto dijo que debido a los daños en la ventana tendríamos que regresar”, matizó el pasajero.

La ‘low cost’ irlandesa, por su parte, aseguró que se siguieron los procedimientos habituales y que no había riesgos ni para los pasajeros ni para los tripulantes del aparato.

“No hacemos comentarios sobre asuntos técnicos rutinatios. Todos los vuelos de Ryanair operan según lo acordado con los estándares de seguridad autorizados, por Boeing y CAA/EASA” subrayó un portavoz de la aerolínea.

La noticia se produce el mismo día en que se publica en el ¡Michael O’Leary, en la que prevé casi duplicar el número de pasajeros -de 70 millones a 130 millones al año- durante la próxima década comprando hasta 300 nuevos aviones.