X
CINE >

Una reflexión fílmica sobre la violencia infantil

   

Fotograma de la película 'De mayor quiero ser soldado', del director catalán Christian Molina. / DA

FRAN DOMÍNGUEZ | Santa Cruz de Tenerife

La red social de cine y educación Cero en Conducta, a través de la Tribu 2.0, grupo de docentes de diferentes puntos del país interesados en explorar el potencial de la enseñanza en el medio audiovisual, así como diversos bloggers educativos, en colaboración con la productora Canónigo Films, proyectará en un pase previo la película I want to be a soldier (De mayor quiero ser soldado), del realizador catalán Christian Molina. La idea es que los estudiantes reflexionen sobre la responsabilidad en la generación de violencia en los niños.

Iniciativa

Merced a esta iniciativa, alumnos de seis institutos del Valle de La Orotava (los IES Villalba Hervás, Manuel González, Agustín de Betancourt, Rafael Arozarena y María Pérez Trujillo; y el CEO La Pared) acudirán a un preestreno nacional del filme, que tendrá lugar el próximo 10 de octubre, a las 11.00 horas, en los Yelmo Cines Orotava. El propio director de la película, Christian Molina visitará en la primera semana de noviembre el IES María Pérez Trujillo (centro que lidera el proyecto en Canarias), donde departirá con los alumnos y ofrecerá una rueda de prensa en la que participarán los profesionales y los propios alumnos del instituto.

El filme, que es una producción española con actores conocidos como Danny Glover (Arma letal) o Robert Englund (Pesadilla en Elm Street), fue rodado en su versión original en inglés. De hecho, la proyección que verán los alumnos se hará en lengua inglesa con subtítulos en español para fomentar el uso de la lengua de Shakespeare. De mayor quiero ser soldado es un buen punto de partida para reflexionar sobre la generación de la violencia y la responsabilidad familiar y de la sociedad en su conjunto, puesto que cuenta cómo el dejar a los niños solos ante determinados medios y los productos violentos que ofrecen, sin una educación y una atención familiar que los acompañe, puede derivar en un joven o un adulto con problemas. “Tenemos un blog y una guía didáctica sobre la película. El filme es un escaparate para reflexionar sobre la violencia entre los jóvenes”, explica el profesor Jesús Hernández, del IES María Pérez Trujillo, y coordinador para Canarias de esta iniciativa que combina el cine con la educación.

La película, que llegará a el 21 de octubre a las pantallas españolas, “en ningún caso es una apología de la violencia, todo lo contrario, aunque tal vez deje toda la responsabilidad en los padres, y no en otros actores”, precisa Hernández. La Tribu 2.0 también tiene previsto ofrecer en el mes de noviembre la película La Guerra de los botones, de Christophe Barratier, director de Los chicos del coro. Del mismo modo, quiere acercar la última película de Icíar Bollaín, Canción de Katmandú, basada en la historia real de una maestra española en Nepal. Esta cinta narra la vicisitudes de Laia, una joven maestra catalana que se traslada a Katmandú en los años 90 como voluntaria en una escuela local, donde vive de cerca la pobreza de la población. Además, se plantea ofrecer dentro de este ciclo el documental El último paso.

[apunte]

La historia de un niño llamado Álex…

Basada en un guión de Cuca Canals y el propio Christian Molina,De mayor quiero ser soldado es la historia de Álex, un niño de ocho años fascinado por la violencia en la televisión y en los videojuegos. Álex tiene problemas de comunicación con sus padres y sus compañeros de colegio y se encierra en sí mismo. Cuando su madre tiene a sus hermanos gemelos, Álex se siente aún más solo y descubre fascinado el nuevo mundo que le presenta la pantalla. Ésta es, a grandes rasgos, la sinopsis de este filme, que ya ha creado polémica por su cartel, en el que se ve a niño apuntándose a la cabeza con un mando de televisión en forma de pistola. El cartel, que ha pasado por los correspondientes “filtros” de distribución, ha sido vetado por Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) tanto en guaguas como en el metro. A Molina ya le ocurrió lo mismo con otra de sus películas, Diario de una ninfómana.

[/apunte]